pop

La profecía autocumplida de Black Mirror empezó por sus actores: Will Poulter abandonó Twitter

blac mirror  bandersnatch  colin
Netflix

Black Mirror se ha convertido en una de las series suceso de los últimos años justamente por exhibir la peor cara del mundo hiperconectado en el que estamos inmersos. El reciente estreno, Bandersnatch, una película interactiva sobre un joven programador que, en su intento de adaptar la historia de una novela a un videojuego, entra en un estado de completa locura, sigue dando que hablar. Uno de los puntos fuertes del film son sus protagonistas, dos jóvenes promesas de la actuación: Fionn Whitehead y Will Poulter. Sin embargo, para este último las cosas no han ido demasiado buenas luego de Bandersnatch.

Poulter, de 25 años y ganador de un premio BAFTA por su interpretación en The Maze Runner, no tuvo otra opción más que cerrar su cuenta de Twitter debido a una intensa cantidad de insultos de parte de sus seguidores. En un comunicado oficial, el joven actor expresó la decisión de hacerse a un lado de Twitter por el bien de su propia salud mental a raíz del hostigamiento en las redes sociales:

«A la luz de mis experiencias sociales recientes, estoy optando por dar un paso atrás de Twitter. Antes de hacerlo, me gustaría expresar mi más sincero agradecimiento a todos los que han visto Bandersnatch y por sus respuestas (sean cuales sean) al material que hemos creado. Es un equilibrio con el que he luchado durante un tiempo y, en aras de mi salud mental, siento que ha llegado el momento de cambiar mi relación con las redes sociales. Espero que este cambio de reducir mi comunicación personal pueda darme la tranquilidad necesaria para enfocarme en los temas que importan y que haya un buen resultado para todos.»

No es novedad que los actores decidan tomar esta drástica decisión. De hecho, hace muy poco, Kelly Marie Tran, la actriz que interpreta a Rose Tico en Star Wars: The Last Jedi, sufrió cyberbullying, luego de su participación en la película, tras no parar de recibir serias agresiones en las redes por parte de anónimos y cuentas falsas.

bm bandersnatch0001
Netflix

Estamos en condiciones de decir que la crítica que hace Black Mirror a la tecnología se hace cada vez más legítima. La masividad de Internet pudo haber dado la posibilidad de conectar diferentes culturas en cuestión de segundos o a personas de hacerse conocidas por el solo hecho de publicar vídeos grabados en su propia casa, sin embargo, también ha sobrepasado los límites de lo ético y lo moral. Es hora de preguntarnos, entonces: ¿existe una vuelta atrás o el futuro que nos espera será el ostracismo?

No te vayas sin leer: