pop

Madonna posó desnuda y quisieron avergonzarla, así que los puso en su lugar como toda una reina

madonna met gala 2017
Mike Coppola/Getty Images for People.com

Las revistas y los comerciales están plagados de mujeres con poca ropa. Pero cuando una de ellas decide mostrar piel por cuenta propia, no es inusual que la etiqueten como indecente (por usar uno de los adjetivos más "amables"). Si alguien lo sabe bien es Madonna, quien a lo largo de su carrera musical ha sido criticada por el carácter sexual de su imagen pública.

El 19 de diciembre de 2018, la cantante de 'Like a Prayer' recordó una de las primeras veces en las cuales enfrentó esta clase de ataques prejuiciosos. Madonna compartió en su Instagram una fotografía de ella cuando era joven y, aunque aparece sin ropa, lo más desnudo y sincero de la publicación fue la historia detrás de ella.

«Tengo 19 años. Estoy viviendo en la ciudad de Nueva York. Una estudiante en la Escuela de Baile Martha Graham. Modelé para escuelas de arte alrededor de la ciudad para pagar la renta. Eran para clases de pintura, dibujo y fotografía. Muchas de estas fotos fueron vendidas a Playboy y a Penthouse cuando me volví famosa.

«Los fotógrafos me explotaron y luego el patriarcado intentó humillarme por estar desnuda. Le dije a la prensa: "No estoy avergonzada" y esto se convirtió en una noticia de portada. ¡Y luego esto se convirtió en una colaboración entre Warhol y Haring! Soy la orgullosa dueña de cuatro de esas pinturas, las cuales me fueron dadas como un regalo de bodas. No se puede detener al arte tratando de humillarlo. La creación siempre gana».

Las obras que mencionó la cantante fueron una intervención entre los artistas Andy Warhol y Keith Haring. Ambos dibujaron y colorearon encima de las páginas que el periódico New York Post le dedicó a las fotos de Madonna. En dichas portadas -ambas de julio de 1985- se leían los titulares «Madonna: No estoy avergonzada» y «Madonna sobre fotos desnuda: ¡Y qué!».

Fue en ese mismo año cuando Playboy y Penthouse publicaron las imágenes, como recordó Madonna. Una nota de Associated Press del 9 de julio de 1985 detalló que ambas publicaciones compitieron por ver quién sacaría las fotografías primero, la "revista del conejo" fue la ganadora en esta lamentable carrera. La portada se llamó: «Madonna desnuda - No como una virgen».

La artista jamás ocultó ni negó la existencia de esas sesiones. Ser desinhibida es una de las características más icónicas en la personalidad de Madonna: una que le ha traído tanto aplausos como abucheos.

Es importante conversar acerca de este tema, porque cuando la desnudez es la propiedad más atractiva y se usa para vender, las mujeres son vistas como simples objetos. La cosificación tiene consecuencias terribles y por ello se considera una grave epidemia a nivel mundial.

Cabe señalar que esta no es la primera ni la única vez que algo similar le sucede a una famosa. En 1953, Playboy utilizó una fotografía de Marilyn Monroe sin su permiso, para su primer número. En ella, la actriz estaba desnuda y la historia fue similar a la de Madonna.

Marilyn comentó que realizó ese trabajo en 1949 porque necesitaba dinero. Lo interesante es que con esa explicación se ganó la simpatía de la audiencia, mientras que con Madonna sucedió lo contrario. Una diferencia significativa es que la cantante es abiertamente feminista y nada la detiene de recordarnos que el cuerpo de una mujer sólo le pertenece a ella misma.

View this post on Instagram

#sadtruth 🙏🏼 @chimamanda_adichie

A post shared by Madonna (@madonna) on

Te recomendamos: