pop

Los hijos de Chris Hemsworth creen que su papá en serio es Thor, y hasta a Loki le daría ternura

chris hemsworth hija india rose 2018
Quinn Rooney/Getty Images

Te presentamos el fenómeno conocido como "mi papá es miembro de los Avengers". Le sucede a Scarlett Johansson y ahora también lo experimenta Chris Hemsworth. Al parecer, muchos hijos de actores viven confundidos con lo que mami y papi en realidad hacen para vivir. Sobre todo si el uniforme diario involucra una capa y un martillo gigante.

(Casual, cuando tu pa es amigo del Rey de Wakanda. No cualquiera, ¿eh?).

Chris Hemsworth y Elsa Pataki trajeron al mundo a tres hijos: India Rose y los gemelos Sasha y Tristan. Su primogénita nació en 2012, y el actor asumió el papel de Thor en 2011. Por lo tanto, Chris ha sido el dios del trueno incluso más años de los que tiene su pequeña. Con eso en mente, no es extraño que ellos crean que él en verdad trabaja como superhéroe.

Y bueno, con rutinas de ejercicio como esta, ¿cómo no convencerse de ello?

En una entrevista con news.com.au, Elsa Pataky platicó un poco de cómo es tener hijos con un personaje del universo Marvel:

«Ellos no saben quién es Thor y quién es papá. Y tampoco que él no sale todo el tiempo con el martillo y cosas por el estilo».

«Ellos aún no entienden qué es la televisión y que puedes trabajar en eso. Mi hija mayor más o menos lo entiende, pero a veces le preguntan: "¿Qué vas a ser: papá o Thor?". Y él responde: "Pues, ambos"».

Existe otro efecto curioso de tener un padre que trabaja en la industria del cine. Elsa también contó que, cuando viaja con sus pequeños, ellos no pueden evitar señalar cada vez que ven una foto de Chris en la calle. Imagínate qué extraño es ir al extranjero y ver la cara de tu papá en la publicidad de los camiones.

De nuevo, los mini-Hemsworth tienen una concepción graciosa de lo que es ser un adulto con responsabilidades. Ellos dudan de que su mamá en serio trabaje en algo porque su cara no está en todos lados, a diferencia de la de su esposo. Elsa Pataky bromea al decirles que sí está, sólo que por ahí, en algún otro lado.

Pero al final del día (sin los disfraces y lejos de los reflectores) lo que realmente queda es un cariñoso padre, como muchos otros en el mundo.

Te recomendamos: