pop

Lecciones que nos enseñaron las princesas Disney y que se adaptan perfecto a la vida real

Walt Disney Pictures

Si bien algunas de las historias de las princesas Disney nos enredan en una trama melosa, donde un apuesto y encantador príncipe las rescata y les resuelve la vida, si lo analizamos más de cerca, podemos encontrar varias lecciones de vida que aprendimos en estas historias de fantasía.

Desde lecciones realmente evidentes, como todo lo que enfrentan Tiana y Mulan, hasta aquellas que tal vez no logramos vislumbrar de primer momento, como ocurre con Cenicienta o Aurora. Conozcamos un poco de la sabiduría de nuestras princesas favoritas.

#1 Lucha por lo que quieres

Sin duda, Mulan es una de nuestras heroínas de Disney favoritas. En su mundo, el único deber de Mulan era honrar a su familia con un buen matrimonio y bellos hijos. No obstante, fue en contra de los deseos de su familia y las reglas de la sociedad para ganar el honor y el respeto de todos, de una mejor manera.

tumblr miap0rtfbn1s31vogo2 500 0
Walt Disney Pictures

¿Salvar China es mejor opción que un buen matrimonio, para honrar tu apellido? Claro que por supuesto que sí. Lo mejor de todo es que para lograrlo, Mulan continuó dándonos lecciones durante su camino lleno de aventuras.

Tomar el lugar de su papá en el ejército no sólo mostró su amor eterno hacia su padre y la forma en la que el bienestar de su familia es súper importante, también demostró que una mujer tiene todo y hasta más para ser un excelente soldado.

A pesar de que el entrenamiento fue todo un reto para Mulan, que la desafío física y emocionalmente, ella jamás tiró la toalla. Siguió luchando y entrenando día a día. Al final, no sólo consiguió lo que se propuso, también les calló la boca a todos aquellos que dudaron y se burlaron de ella.

Nada la detuvo, ni siquiera el hecho de ser mujer en una época donde solo los hombres podían ser parte del ejército. Tampoco el miedo a ser ejecutada si la descubrían. Mucho menos el apuesto comandante Li Shang y sus retos que parecían imposibles. Mulan sabía lo que quería y simplemente fue por ello.

#2 Vive cada minuto

Si lo pensamos bien, Cenicienta es la increíble representación de vivir y aprovechar cada segundo. En primer lugar, aprovechó cada momento que tuvo para terminar todas sus tareas del hogar y así poder ir al baile. Otra cosa es que la madrastra haya sido una grosera y no la haya dejado, pero en sí el trato era que si terminaba el quehacer, podía ir. Y ella lo hizo.

A pesar de todo, gracias a su Hada Madrina pudo ir. Sí, tenía una hora de llegada (¿quién no la tuvo?), pero eso no la limitó y se dedicó a disfrutar cada segundo en el palacio real. Bailó por horas y horas, se divirtió y hasta conquistó al príncipe.

¿Acaso la detuvo que la madrastra la pudiera identificar? ¿O que Lucifer aprovechara su ausencia y se comiera a sus amiguitos ratones? ¿O que otras princesas quisieran también bailar con el príncipe? ¡NO! Ella tuvo la oportunidad y le sacó todo el jugo. Si lo piensas, Cenicienta aplicó increíblemente el YOLO. ¡Bravo por ella!

#3 Trabaja por tus sueños

Nuestra hermosa princesa Tiana soñó desde muy pequeña con tener su propio restaurante. Además, recordemos que en un principio Tiana no pertenecía a la realeza, sólo era una chica trabajadora como cualquiera de nosotras. ¡Así o más fácil identificarte con ella!

Ella no esperaba a que algún caballero llegará con un cheque y que le concediera tener el mejor restaurante de Louisiana (cosa que pudo haber pasado, si pensamos que es una película Disney). En lugar de eso, Tiana trabajó arduamente día con día para lograr su objetivo.

La chica no tenía miedo de perseguir sus sueños y nosotros tampoco deberíamos. Sólo recuerda que la vida es un equilibrio, en el proceso de hacer tu sueño realidad también debes darte la oportunidad de disfrutar el aquí y ahora. No sólo te claves con el trabajo.

#4 Sé la heroína de tu propia historia

A pesar de que casi todos los que la rodeaban estaban en contra del espíritu aventurero de Moana, ella no dudó en aventurarse a lo desconocido para salvar a su aldea.

No la detuvo su primer mala experiencia más allá del arrecife. Moana escuchó su voz interior y, al hacerlo, no sólo creció y conoció el mundo que tanto ansiaba, también se convirtió en la gran heroína de su isla.

Además, durante su aventura nos mostró uno de los amores más profundos y bonitos de Disney, el de ella y su abuela Tala. Nada más reconfortante y liberador que dejar descansar tus problemas, dudas e inseguridades en la sabiduría de tu abuela.

#5 Ve contra la corriente

Todos en el pueblo de Bella pensaban que ella era rara por leer. Incluso, algunas mujeres de la aldea comentan que «no es de nuestra sociedad». Un poco extremo para una mujer que sólo disfruta de la lectura. No por nada Bella quiere «algo más que una vida provincial».

A pesar de que la consideraban tan rara, Bella no dejó en ningún momento su gusto por lectura. Ni siquiera el galán (y patán, si nos permiten decirlo) del pueblo logró en lo más mínimo que cambiara de opinión. ¡Bien por ella!

Además, el hecho de jamás dejar su gusto «tan extraño» por la lectura le permite tener una biblioteca hermosa. Sí, se la regala su secuestrador (la Bestia), pero de menos durante su cautiverio tendría miles de historias que leer.

#6 Sal de tu zona de confort

Durante muchos años, Rapunzel estuvo encerrada en una lejana y alta torre. Si bien habría podido permanecer ahí toda su vida, la princesa optó por cambiar el rumbo de su destino. Ella es la mejor representación de lo que significa dar un salto de fe por tus sueños. Literalmente saltó de la ventana de su cuarto para conocer el mundo.

Salió de su zona de confort, de lo que siempre había conocido, con el propósito de explorar el mundo. A pesar de que sabía que podía ser peligroso, no titubeó y se encaminó en una increíble y divertida aventura de autoconocimiento y crecimiento.

Un plus de esta bella princesa es que, a pesar de haber estado cautiva durante varios años y desconocer la «maldad del mundo» (omitamos que su disque mamá era maldad pura y no lo notó), no dudó en defenderse de cualquier amenaza. ¡Qué tal ocupar una sartén como arma!

#7 Ámate tal y como eres

Elsa, desde que era una niña pequeña, se negó a sí misma y contuvo su verdadero yo. Desafortunadamente, en el proceso también le negó a sus seres más cercanos la bonita oportunidad de conocerla.

El miedo de Elsa hacia ella misma y las consecuencias de este temor se convirtieron en su peor enemigo y afectaron sus relaciones. Sin embargo, una vez que empieza a aceptarse a sí misma, y amarse tal y como es, es cuando las cosas comienzan a mejorar, no sólo con su hermana sino con su vida en general. Con ella podemos ver lo bonito que es sentirse plena y aceptarnos tal y como somos.

#8 No dejes que los demás definan tu destino

Mérida es el mejor ejemplo de que nada ni nadie (ni siquiera ancestrales tradiciones) pueden definir tu destino ni tu felicidad. En su ímpetu por tomar las riendas de su vida y de quién será su futuro esposo, la valiente princesa no sólo se enfrenta a su mamá (ojo, es válido hacerlo cuando te están imponiendo un matrimonio arreglado), también a todos los clanes aliados de su padre.

Y bueno, en el proceso también muestra sus increíbles habilidades con el arco. Mucho mejores que cualquiera de las de sus pretendientes. ¡Go girl!.

#9 La imposición social no lo es todo

Jazmín es otra bella princesa que nos enseña que es totalmente válido ir contra corriente. La imposición social de su tiempo la obligaba a casarse con un príncipe; sin embargo, ella incluso confiesa que de ser así, prefiere ser una princesa.

En este sentido, no sólo nos podemos enfocar en huir de un matrimonio arreglado y casarse verdaderamente por amor; sino en todo aquello que muchas veces se nos es impuesto y por el simple hecho de que es lo esperado, lo debemos hacer.

Recuerda que somos libres de hacer lo que verdaderamente amamos, desde casarte con quien tú quieras, hasta dedicarte a lo que más te apasiona.

#10 El amor va más allá de lo físico

Sin duda, Bella es el máximo ejemplo de que el amor va más allá de la apariencia. La inteligente joven tenía a sus pies al galán y más codiciado soltero del pueblo. Sin embargo, debajo del gran atractivo físico de Gastón, se encontraba una despreciable persona que realmente no le iba a sumar nada bueno a su vida.

Afortunadamente, Bella tuvo el tiempo de conocer a la Bestia y descubrir que dentro de él existía una increíble personalidad y una mente inteligente y culta.

Compartir sus intereses con él, aprender y crecer juntos, así como la bonita manera en que terminó procurándola, son aspectos que hacen que su relación florezca y se convierta en algo hermoso.

#11 A veces el amor a primera vista no es el mejor para ti

Anna de Frozen es el ejemplo perfecto para ejemplificar esto. La más joven de las princesas de Arendelle cree en el amor a primera vista cuando se encuentra con el apuesto príncipe Hans. A pocas horas de conocerse, Hans le propone matrimonio a Anna y, bueno, todos estamos del lado de Elsa al creer que es una terrible idea.

No somos aguafiestas, simplemente creemos que si te vas a comprometer a toda una vida junto a alguien, está bien darte la oportunidad de conocerlo un poco más de unas horas. Porque sino puede resultar en una persona cruel que sólo quiere sacar provecho de ti.

#12 El amor familiar es un hermoso valor

Muchas de las princesas Disney nos han demostrado que la familia lo es todo. Más allá de sus deseos y sueños, muchas de nuestras princesas nos han dado una gran lección de amor familiar.

Por el bonito amor que le tiene Bella a su padre Maurice, le propone a la Bestia intercambiar lugares con su padre. La salud y bienestar de su papá son tan importantes para Bella, que prefirió privarse de su libertad para que el dejará de ser prisionero de la Bestia.

Así como Bella, Mulan también demostró que el amor por su padre fue tan fuerte que no le importó arriesgar su vida para que su papá no tuviera que enfrentarse a una guerra. Como ya habíamos comentado, no sólo pudo ser terriblemente castigada por hacerse pasar por un hombre, también pudo haber muerto en el campo de batalla.

Mérida también nos da una hermosa lección de amor materno. Su historia nos muestra que a pesar de que existan dificultades y desacuerdos con tu mamá (¡quién no los ha tenido!), el amor que hay entre madre e hija es uno de los más puros y genuinos que existen.

Elsa y Anna también revolucionaron la idea de amor verdadero en las películas de princesas de Disney. Ella demostraron que el amor fraternal es sumamente poderoso. Tanto, que para ellas fue el amor perfecto que salvó la vida de Elsa.

#13 No tengas pena de pedir un consejo

Muchas veces, por vergüenza o porque creemos que a los demás no les puede interesar nuestros problemas, los callamos y nos hundimos en ellos. ¡Pero no tiene que ser así!

No tengas miedo de pedir consejo. Aprende a Pocahontas, que cada vez que no estaba segura de algo, buscaba consejo en su abuela Sauce. Si bien no te decimos que vayas y le preguntes al árbol más antiguo una respuesta a tu incógnita, sí sugerimos que te animes a compartir tus inquietudes e incertidumbres. Si necesitas un consejo, pídelo.

#14 Sé atenta a los detalles

Está increíble que sueñes y tengas grandes expectativas en la vida, eso es lo que te hace esforzarte y conseguir lo que quieres.

En el camino por alcanzar tus sueños, te recomendamos que cuando estés en un punto decisivo que puede cambiar tu destino, seas atenta a los detalles.

Tal vez si alguien le hubiera dicho a Ariel 'por favor lee las letras chiquitas antes de firmar', la historia hubiera sido otra. Su ingenuidad se convirtió en una de las mejores advertencia para todos: lee el contrato detenidamente antes de firmarlo.

#15 Sé amable

Los modales son todo. Por ejemplo Cenicienta, a pesar de que diario tenía que soportar las groserías de sus hermanastras y su madrastra, siempre mostró que en ella había una excelente educación y buenos sentimientos.

Además, tampoco dejó que eso amargara su vida, pues siempre mantuvo una actitud positiva y optimista. Continuó creyendo en sus sueños y entabló amistades bellas con sus amiguitos animales, quienes también le correspondían su bonito amor.

#16 No aceptes regalos de extraños

No te pedimos que seas una desconfiada de todas las personas que no conoces. Sin embargo, tener ciertas reservas no está de más.

Recordemos que la ingenuidad de Blancanieves la llevó a sufrir un terrible episodio. Vamos, aceptar una manzana sumamente brillante de una anciana que irradia maldad fue una de sus peores decisiones.

Meterse en la casa de siete hombres desconocidos tampoco fue lo más brillante. Agradecemos que estos extraños terminaron siendo sus amigos y no ocurrió nada malo.

También te puede interesar: