pop

Japón crea el primer helado que no se derrite y ahora nuestra felicidad dura para siempre

helado infinito
Storyful

La relatividad del tiempo —enunciada por Einstein décadas atrás— nos afecta de formas indescriptibles. No dura lo mismo una hora trabajando en lo que nos gusta, a cuando somos forzados a realizar tareas indeseadas; no sentimos de la misma manera diez minutos de espera en cualquier fila para un trámite, a cuando miramos fija y profundamente los ojos de ese ser amado.

No obstante, firme, indefectiblemente, todo lo que es medido en las insondables dimensiones temporales tiene un final: lo que nace, muere; lo que comienza, termina, y lo que existe, tarde o temprano, dejará de ser... a excepción del amor, la amistad y este helado creado por las brillantes mentes japonesas.

Y tú, ¿qué piensas al respecto?

Podría interesarte:

Esperamos tus comentarios.