10 objetos que desatan la nostalgia de los verdaderos millennials

6 diferencias entre ser nino en los 90 y ahora 2
MarkPiovesan/iStock/Thinkstock

Millennials. El solo adjetivo se ha utilizado constantemente para describir toda una generación nacida a finales del milenio pasado, entre los años 1980 y 2000. Este extenso grupo de ciudadanos del mundo, también conocido como Generación Y, se caracteriza principalmente por su fácil adaptación tecnológica.

Es decir, son personas que crecieron en un período de inserción al vasto mundo del Internet y la creciente obsolescencia de las tecnologías. Tampoco están tan ligados a este nuevo grupo de adolescente que jamás en su vida vieron un VHS. De hecho, los millennials han de saber qué es un Betamax.

Pues rindamos honor a esta generación (mi generación) recordando algunos de esos objetos que quedaron en el pasado, pero que nos traen recuerdos de tiempos más simples sin Facebook, sin Netflix y sin la serie Game of Thrones.

El teclado T9

celular nokia
Lenscap Photography / ShutterStock.com

Así se llamaba el teclado de los celulares de mi época. Se trataba del teclado numérico que podía utilizarse para enviar mensajes de texto, eso sí, presionando varias veces un número hasta hallar la letra deseada. Los que lo usamos, nos volvimos unos expertos en su manipulación, al punto de que las teclas tendían a perder su color y aún así, sabíamos cómo escribir.

Tamagotchi

Bandai

Los niños de ahora y sus DS. En mis tiempos usábamos las tamagotchis (también conocidas como mascota virtual). Era una especie de huevito de plástico con la imagen de un animal a quien debías dar de comer, sacar a hacer sus necesidades, bañar y todo lo demás. Si no lo cuidabas, moría (aunque no solían durar más de 15 días). Así empezabas nuevamente el ciclo.

G-Shock

En los 90, tu estatus se medía si usabas un G-Shock; un reloj horroroso con mil funciones que nunca te servían de gran cosa. Si eras chica, debías comprar un Baby Shock.

Discman

El mejor avance tecnológico: en estos tiempos solo podías escuchar un CD en un reproductor gigante. Como respuesta a nuestras necesidades melómanas, nació el Discman, un aparato que te permitía escuchar tus CD donde quisieras. Las baterías no duraban nada, por cierto.

Skip It

¿Para qué saltar como un niño normal si tenías este juguete que incluso contabilizaba tus saltos?

Tazos

tazos pokemon 0
Javipato22/Twitter

Comprabas un Doritos y venía con premio. Pero no cualquier premio, un tazo. Reuníamos cuanto podíamos y luego hacíamos una competencia de torres de tazos. Tonto, pero hermosamente sano.

Beeper

Al menos que fueras un doctor o una persona sumamente importante, tener un beeper quedaba totalmente fuera de lugar. Y sí, muchos quedaron fuera de lugar.

Walkman

Antes del Discman estuvo el Walkman para llevar tus cintas a todas partes. Y claro, uno siempre hacía su propia cinta mezclada, tarea que podía llevar horas y era extremadamente placentera.

Pluma multicolor

La vida era gloriosa si tenías una de estas.

VHS

No, estos no son libros, son cintas VHS... Así veíamos películas. E íbamos a una tienda para alquilarlas.

¿A que fueron tiempos hermosos? ¿Qué objetos de los 90 te llenan de nostalgia?

Ver también: