Así es como el protocolo real ensombreció la vida de Lady Di

princesa diana y principe charles
Patrick Riviere vía Getty Images

La vida dentro de un palacio no siempre se asemeja a la alegría de los cuentos de hadas. Lo que sucedió con el matrimonio del Príncipe Charles y Diana Spencer es una muestra de ello. Después de su separación, la Princesa Diana fue abierta al respecto de lo que sucedió en su relación: hubo otra mujer. Pero uno de los principales culpables no fue una persona, sino una parte del protocolo.

Antes de conocer a Diana en 1977, Charles estuvo enamorado de Camilla Rosemary Shand. De acuerdo con la biografía The Duchess: The Untold Story, Charles y Camilla se vieron por primera vez en un partido de polo en 1970, ambos sintieron una conexión al instante.

principe charles camilla escocia
Christopher Furlong / Getty Images

En aquel entonces, esa relación estuvo destinada a fracasar debido al protocolo que la Familia Real deseaba que Charles siguiera. Lord Mountabatten, uno de los tíos del Príncipe Philip, le aconsejó a Charles que no se quedara con alguien como Camilla. Se esperaba que los herederos al trono se casaran con una mujer dulce, virgen y con un linaje aristocrático. Camilla no representaba ese ideal de "pureza" y su padre era un ex-militar que después se dedicó a los negocios.

Ambos siguieron con sus vidas. En las páginas de The Duchess (escritas por la biógrafa Penny Junor) se cuenta que el Príncipe Charles quedó desolado cuando se enteró que Camilla iba a casarse con Andrew-Parkes Bowles y tomaría sus apellidos en 1973. Años después, Charles tuvo una breve relación con Sarah Spencer, la hermana de Diana. Gracias a ella, el Príncipe y su futura esposa se conocieron.

principe charles princesa diana british film institute
Central Press / Hulton Archive / Getty Images

El 29 de julio de 1981, la Princesa de Gales y el Príncipe Charles se convirtieron en marido y mujer. Hasta la fecha, su boda fue el evento real más visto en el mundo. De esa unión nacieron Harry y William, su amor materno dejó tal huella en sus hijos, que incluso su legado aún sigue vivo en ellos.

Fue en 1986 cuando surgieron los rumores de un romance extra-marital entre Charles y su antigua pareja Camilla Parkes-Bowles. Estos fueron confirmados por Diana, cuyas confesiones quedaron asentadas en unas grabaciones que el periodista Andrew Morton dio a conocer. Dichos audios se volvieron públicos en 1992. Camilla y Andrew terminaron su matrimonio en 1995. Charles y Diana se divorciaron de manera oficial hasta el 28 de agosto de 1996. Un año después, la Princesa de Gales falleció en un accidente automovilístico.

Scott Barbour / Getty Images

Después de su divorcio, Charles reconoció la relación que tuvo con Camilla a pesar de haber estado casado y en 2005 le pidió matrimonio a quien fue su novia durante la juventud. Camilla, ahora conocida como la Duquesa de Cornwall, y el Príncipe Charles se casaron por el civil en abril del mismo año.

Otro "problema" al que ahora se enfrentó Camilla con el protocolo era que un miembro de la realeza no podía contraer nupcias con alguien divorciado. Pero las reglas cambiaron junto con la época, y por eso lograron volver oficial su amor. De hecho, gracias a ellos fue que el Príncipe Harry y Meghan Markle pudieron casarse.

principe charles camilla boda familia
Hugo Burnand / Pool / Getty Images

Se trató de una irónica tragedia. Charles no pudo quedarse con la mujer que quiso en un principio, sólo para que décadas después lograra conservarla a su lado. Lamentablemente, Lady Di se vio involucrada en ese innecesario enredo amoroso que, si bien le trajo a dos grandiosos hijos, también le causó una experiencia de lo más desagradable. Todo por cumplir con los estándares de la aristocracia.

Te invitamos a leer: