Esta es la tierna y admirable forma en la que Harry mantiene viva la memoria de Lady Di

princesa diana principe harry collage
Pool / WPA Pool vía Getty Images

De tal princesa, tal príncipe. Durante la boda real entre Meghan Markle y el Príncipe Harry, hubo una ausencia que seguro entristeció a más de una persona: la de Lady Di. Aunque Diana ya no es parte de la vida de su hijo como tal, Harry demuestra con sus acciones que el legado de su madre sigue presente en él. La mayor prueba de ello la encontramos en su trabajo de caridad.

Diana era conocida por su pasión por ayudar a quien más lo necesitaba. Gente sin hogar, personas mayores, adictos, enfermos, discapacitados, animales... La Princesa de Gales apoyó a más de 100 organizaciones diferentes mientras fue parte de la familia real británica. Dos de sus mayores preocupaciones se encontraban en las personas con SIDA y VIH, así como en remover las minas en los territorios asediados por los conflictos armados.

princesa diana 0
Princess Diana Archive vía Getty Images

Al igual que su mamá, el Príncipe Harry también se preocupa por poner su granito de arena. En 2006, cuando tenía 22 años, el ahora Duque de Sussex creó Sentebale: una organización que asiste a los niños y comunidades vulnerables a contraer VIH. De hecho, Sentebale significa en sesotho (una lengua africana) "no me olvides". Este es un tributo tanto a los niños de África como a Lady Di.

Otro de los organismos en los cuales colabora Harry es HALO Trust, el cual se encarga de quitar minas de países azotados por la guerra, como Afganistán, para proteger la vida de los civiles. La Princesa Diana también era patrocinadora de esta fundación. La carrera militar de Harry también lo inspiró a echarle una mano a sus compañeros del ejército. En 2014 creó los Juegos Invictus: una competencia deportiva en la cual participan veteranos y militares heridos o con discapacidades.

meghan harry1
Getty Images

Ese compromiso por proteger a las personas no sólo se refleja en su papel activo en el mundo de la caridad. También en su vida personal demuestra lo mucho que se preocupa por sus seres queridos. Cuando se dio a conocer su relación con Meghan Markle, la entonces actriz se vio expuesta a una tormenta mediática y Harry no dudó en intervenir para ayudarla.

En 2016, el Príncipe mandó un comunicado oficial que desaprobaba el acoso y los insultos que recibía su novia. Lamentaba no haber sido capaz de protegerla mejor, pero se negaba a permitir que Meghan y su familia sufrieran de abusos sólo por su nueva relación. Harry fue claro: «Esto no es un juego, es su vida y la mía». Después de los problemas que su madre sufrió con los paparazzis, era de esperar que Harry no se tomara un asunto así a la ligera.

Una de las mejores maneras de revivir el recuerdo de una persona es al demostrar que sus lecciones nos marcaron, y nos ayudan a convertirnos en una mejor versión de nosotros mismos. ¿No te parece que el Príncipe Harry y su relación con la Princesa Diana son un ejemplo de ello?

Te recomendamos: