pop

¿Por qué los policías siempre comen donas en la ficción?

simpchiefclancywiggum hires2
FOX

Es casi seguro que alguna vez viste una serie o película donde los policías comen donas y toman café. A veces en sus oficinas, otras veces en los autos mientras hacen guardia. No es solo el jefe Gorgory de Los Simpson, sino que los ejemplos son varios. Pero este estereotipo generalizado no es una casualidad sino que como todo, tiene una historia. ¿Quieres conocerla?

¿Cuáles son las explicaciones?

Una de las más lógicas está en el libro The Donut: History, Recipes, and Lore from Boston to Berlin, un repaso por la historia de este popular y delicioso alimento. Dice que los policías generalmente trabajan en horas extrañas y las tiendas de donas suelen tener un horario amplio, o al menos accesible en las mañanas donde no hay nada más dónde comprar. Esto sucedió sobre todo luego de la Segunda Guerra Mundial cuando en Estados Unidos comenzaron a florecer las tiendas de donas.

Otra de las razones no es tan clara, pero es lógica: las tiendas de donas estaban intentando tener más policías en la zona. Tiendas famosas como Dunkin’ Donuts dicen que teniendo más compradores de la ley se sentían seguros frente a posibles robos o situaciones violentas en sus locales.

¿Qué sucede hoy en día?

Las opciones de comida rápida son mucho más grandes. Hay McDonalds o Subway de horarios largos y con ofertas accesibles que los policías utilizan en las guardias de la noche y mañanas. Sin embargo, la imagen de un policía comprando una dona persistió por años. Así es que el cliché del cine y la TV llegó a convertirse en realmente famoso, incluso en otros lados del mundo donde la situación nunca se dio.

Los policías actuales parecen estar de acuerdo en que este alimento es poco saludable, según una encuesta realizada en el Día Nacional de la Dona en Estados Unidos. Las nuevas costumbres de alimentación prefieren dejar por fuera el azúcar y las grasas. Eso no significa que de vez en cuando los policías modernos no se den una vuelta por allí, aunque sea por el café.