pop

Conoce al irreverente y escandaloso personaje que inspiró a Barbie

barbie bild lilli collage
Tinker*Tailor loves Lalka / Tracheotomy Bob vía Flickr

Barbie es una de las figuras públicas que no necesitan presentación. Desde su creación en 1959, la famosa muñeca de Mattel ha visitado millones de hogares al rededor del mundo. Barbie ha inspirado a generaciones de niñas al haber ejercido más de 150 profesiones diferentes (qué buena administración del tiempo, que nos pase el tip). Y ahora también representa la diversidad de cuerpos, para que cada pequeña se sienta identificada.

Aunque Barbie es considerada por algunos como un ejemplo a seguir y como una linda amiga para sus hijas, el origen de Barbie no fue tan... amigable para los pequeños, por decirlo de alguna manera.

bild lilli 1
teadrinker vía Flickr

Desde su inicio, Barbie fue diseñada como una mujer que le permitiera a las niñas llevar a cabo sus más grandes sueños a través de un juguete. Esa fue la visión de Ruth Handler, co-fundadora de Mattel. Las primeras musas detrás de este proyecto fueron las muñecas de papel con las cuales jugaba Barbara, la hija de Ruth. Pero la empresaria quería algo más visionario, más didáctico, más 3D.

La inspiración llegó del otro lado del mar, directo desde Alemania. Te presentamos a Bild Lilli:

bild lilli tira comica
Reinhard Beuthien / Tinker*Tailor loves Lalka vía Flickr

Bild Lilli, o simplemente conocida como Lilli, fue una personaje creado por el caricaturista Reinhard Beuthien para el periódico alemán Bild-Zeitung. En esta tira cómica se relataba la vida diaria de Lilli. Si Barbie es la vecina sonriente, que le da clases de regularización a tus hijos y te ayuda con las bolsas del mercado, Lilli sería la tía fiestera que no teme decir lo que piensa, siempre trae las uñas rojas y a la que tu abuela mira con reproche.

Lilli era una mujer irreverente, que gustaba de enseñar su cuerpo y tocar temas sexuales sin pena alguna. Esto era escandaloso en los 50, por lo que las muñecas Lilli se vendían como juguetes para adultos. No porque tuvieran un fin sexual, sino por lo que simbolizaban. Se compraban en las tiendas de cigarros y se regalaban en las despedidas de solteros, como lo relató Robin Gerber en su libro Barbie and Ruth.

bild lilli 2
Tinker*Tailor loves Lalka vía Flickr

Aunque el estilo de vida de Lilli no era para nada algo que un padre deseara para sus hijas en aquella época, eso no impidió que Ruth descubriera un potencial oculto en ella. Si las niñas pasaban horas vistiendo recortes de papel, una muñeca de plástico, con ropa de tela real y que te permitía posarla sería la sensación.

La inspiración es evidente en las primeras apariciones de Barbie. Sólo mira esta astronauta de 1965, con su mirada de lado, sus alargados ojos, grueso delineado y su rostro angular, similares a los de Lilli:

Content temporarily unavailable: https://www.instagram.com/p/BTreMWoFNKA/

Ruth Handler, de la mano con su equipo creativo de Mattel, fueron capaces de tomar la idea de Bild Lilli para transformarla en un ejemplo para la juventud femenina, de que ningún sueño es demasiado grande. La intención y la creatividad formaron a la muñeca, que pasó de ser un comentario sexual a un icono empoderado. Ahora si que, como diría Barbie: «tú puedes ser lo que quieras ser».

Si te interesa conocer más de la historia de Barbie, te recomendamos ver el documentar The Toys That Made Us en Netflix.

Pero antes de que te vayas a verlo: Estos son los 13 juegos de mesa que destruyeron familias y amistades en los 90