¡No ma, no chin, no jo! 5 lecciones que nos dio Adal Ramones en tiempos de 'Otro Rollo'

adal ramones
Gabriel Flores Romero vía Wikimedia Commons

No queremos que te sientas viejo, sólo vamos a dejar por aquí el dato de que Otro Rollo lleva 10 años fuera del aire y hace 22 que se estrenó su primer episodio.

Es probable que Otro Rollo fuera el primer gran acercamiento de esta generación con el stand up. Tal vez por eso ahora es tan popular. De hecho STANDparados era un programa de Adal Ramones. Santo cielo, tal vez nuestras vidas estaban condicionadas por la comedia de Adal Ramones y no lo habíamos notado.

¡En fin! El caso es que Otro Rollo tiene un lugar especial en nuestros corazoncitos por haber llenado nuestras jóvenes vidas con humor, sarcasmo y quejas. O sea, todo lo que más amamos. Por eso hoy queremos compartirte los 5 momentos que más recordamos de Otro Rollo:

#1 ¡Ruuudy! ¡Ruuudy!

(Cuando sea grande, quiero ser tan feliz como Rudy, la neta).

Otro Rollo empezaba oficialmente cuando en tu televisor aparecía la cara sonriente de Rudy echándose su solo de batería. Era como un héroe sin rostro, porque lo amábamos, coreábamos su nombre, pero la verdad no sabíamos la gran cosa de él. ¿Si quiera te acuerdas de su apellido?

Era Sánchez. Y su trabajo no se reducía a los descansos musicales en el monólogo de Adal. También tocó la batería con músicos como Luis Miguel y José José.

#2 La vida se puede resumir en 5 puntos

Si en la escuela nos hubieran enseñado a resumir lecturas en un formato tipo los 5 puntos de Otro Rollo, sí hubiéramos aprendido bien a ser concretos. Pero no, "señala lo más importante" no nos quedaba claro y así tu libro de Ciencias Naturales terminó cubierto por completo en amarillo fluorescente.

Te invitamos a leer: La historia de Jaime Maussan que nadie te había contado... y nadie hace nada

#3 ¡Pues no es cierto!

Con Adal aprendimos ese saludable ejercicio de reírnos de nosotros mismos y de nuestra desgracia. Pero la vida no es tan mala como para que tengamos que aprender a convivir con la desgracia, porque siempre llegarán momentos de ternura que le saquen una sonrisa a tu corazón, ¿a poco no?

...

¡PUES NO ES CIERTO!

#4 ¡No ma! ¡No chin! ¡No jo!

Porque cada vez que pasaba algo inesperado, sorprendente, increíble e inaudito aparecían tres súper héroes a tu rescate: No ma, No chin y No jo.

#5 No tenemos capacidad de atención

Claro que había una razón para que el monólogo apareciera al principio del programa. La parte de los 5 puntos y del monólogo son las que más recordamos porque, como iban pasando las horas, nuestra atención se iba yendo también. Sobre todo después del invitado musical.

¿Sabes quién recuerda con más cariño los sketches de Yordi Rosado que el monólogo? Nadie. También puede que en ese entonces fueras demasiado joven y sólo te diera tiempo de ver el monólogo antes de irte a dormir. Pues era en martes y había escuela al día siguiente, oigan.

¿Creíste que fue pura casualidad que hiciéramos 5 puntos? ¡PUES NO ES CIERTO!

¿Qué es lo que más extrañas tú de Otro Rollo? ¿Todavía lavas tu ropa con jabón Espumita?

Te recomendamos: ¿Recuerdas a la Barbie Condechi? Escucha los mejores comerciales de Radioactivo