pop

Pruebas de que en México nos gusta mezclar lo kitsch con lo religioso

Kitsch: pretencioso, cursi, pasado de moda o trillado. Este término, de origen alemán, lo utilizamos para referirnos a objetos cuya estética no es muy agradable y se considera de mal gusto. Ya sea porque tienen demasiados adornos, los colores son muy brillantes o el tamaño es desmesurado, se trata de cosas que resultan poco gratas a la vista.

Si bien la palabra kitsch está más asociada al arte y la decoración, en México lo llevamos más allá y lo mezclamos con temas religiosos. Y no nos referimos a ninguna creencia en especial, ni pretendemos armar un debate sobre el dogma que cada quien profesa. Esto más bien es una recopilación de algunas piezas que demuestran que los mexicanos tenemos una forma muy peculiar de ver la vida y estamos orgullosos de eso.

#1 Lleva a la virgencita en tu corazón.

#2 Lucharán de dos a tres caídas, sin límite de tiempo.

#3 Este exvoto es muestra de los milagros de la Virgen María.

Books Openedition

#4 Cruces, corcholatas y Frida Kahlo, una buena combinación.

Mark Montano

#5 Es como un portaretratos, pero con la Virgen de Guadalupe.

Casa Frida

#6 Un poco violento el exvoto, pero con mucha fe.

Roc21

#7 La virgencita te protege hasta cuando vas al mercado.

Fantastik

#8 Siempre hay que dar gracias por la salud.

U.S. National Library of Medicine

#9 Cruces muy coloridas, hay para todos los gustos.

México Import Arts

#10 Una hermosa versión del sagrado corazón.

Etsy

#11 Por si quieres llevar a San Judas hasta en la gorra.

Ebay

#12 Para que no te falte la protección de Malverde, San Judas y la Virgen de Guadalupe.

Ebay

Te recomendamos: ¿Sabes qué son los exvotos mexicanos y por qué le gustaban tanto a Frida Kahlo?