hacks

4 cosas que debes saber antes de tener una cocina blanca

shutterstock 639905638
Breadmaker/Shutterstock

Las cocinas blancas están de moda. ¿Cómo podrían no estarlo? A todos nos gustaría tener una tan linda y reluciente que parezca salida de una revista de diseño, pero las cosas que parecen perfectas por lo general vienen con algunos inconvenientes que nadie cuenta, pero que deberías saber.

Por eso aquí te contamos algunas de las cosas que deberías tener en cuenta antes de optar por tener una cocina blanca.

1. La calidad cuesta

Antes de elegir por poner gabinetes blancos deberías tener en cuenta tu presupuesto. Uno más barato, pero de menos calidad va a durar menos que uno más costoso. Por otra parte, si le quieres dar un acabado brillante como el que vemos en las revistas vas a tener que gastar más dinero.

Una de las contras más grandes de los muebles blancos es que las imperfecciones se ven de inmediato, así que antes de optar por uno de estos, ten en cuenta todos los gastos invisibles que podrías tener y pregúntate si realmente es la opción para ti.

2. ¿Te gusta limpiar?

Los pisos blancos no son una buena opción y los negros tampoco. Cualquier detalle, por mínimo que sea, se amplifica y se nota enseguida. Imagina eso, pero con una habitación entera. ¿Estás listo para dedicar tiempo a la limpieza?

Las cocinas blancas son bellísimas, pero también necesitan de mucho cuidado. Son una opción perfecta para las personas que amen la limpieza y el orden, pero para el resto de los mortales no tanto. 

3. ¿Cocinas seguido?

La cantidad de veces que cocinas también va de la mano con la limpieza. Si eres de los que cocina poco, o come cosas que no necesitan mucha elaboración, como ensaladas y sandwiches, entonces puede ser una opción para ti. Pero si te gusta cocinar para toda tu familia y hacer grandes banquetes, entonces te conviene reconsiderar las cocinas blancas como una opción. 

Cuanto más la uses más probabilidades vas a tener de tirar cosas y manchar superficies que, en una cocina de otro color puede pasar desapercibido, pero no en una completamente blanca. 

4. El sol no es tu amigo

Es algo que muy pocas personas tienen en cuenta, pero que con el tiempo puede hacer una gran diferencia en tu cocina. Los muebles blancos se tornan amarillentos si los expones por mucho tiempo a la luz del sol. Si no lo proteges bien tu cocina inmaculada va a tomar un color amarillo y se verá como si hubieran pasado 60 años desde la última vez que los usaste. 

Antes de elegir este color, observa la luz que entra a tu cocina, ¿la habitación recibe mucha luz? De esta forma podrás saber qué áreas de la cocina reciben más luz y evitarlas o dónde puedes instalar cortinas.

Con esto no quisiéramos desalentarte, al contrario, las cocinas blancas son hermosas y hacen que cualquier hogar sea un poquito más elegante. Pero como con todo lo bueno, hay algunas cosas que deberíamos tener en cuenta antes de elegirlas. Ahora que sabes las cosas que nadie te dice, puedes hacer una elección informada y optar si esta tendencia es para ti o no.