hacks

Adiós minimalismo, ahora más es más

maximalismo
carnivalofcolour_/Instragram

Poco era suficiente. El minimalismo era una forma de encontrar paz y armonía a través de espacios amplios y líneas rectas.

Gurús del orden comoMarie Kondo pregonaban deshacerse de las cosas que no necesitábamos realmente, como si vaciando nuestras casas nos permitiría deshacernos de las cargas psicológicas que nos arrastran.

Era una idea linda, un adiós al materialismo innecesario y una tendencia a la que todos nos podíamos unir, sin importar la capacidad económica, pero, como toda moda, no iba a durar para siempre.

Lo que se viene ahora no es para los que le gusta la sutileza, pero si se hace bien puede quedar hermoso. Las paredes vacías ahora son cosa inaceptable, si no tienes papel tapiz floreado con muebles de color fluorescente estás out. Este es el momento del maximalismo.

    Si el lema del minimalismo es «menos es más», el del maximalismo es «tiremos todo en una habitación a ver cómo queda». Para lograr un buen look maximalista en tu casa todo lo que tienes que hacer es ser valiente y mezclar estampados, colores, decoraciones y muebles de todo tipo y esperar que no quedes ciego de tanta cosa.

    El papel tapiz ya no es esa cosa vergonzosa que tenía tu abuela en su casa, ni el estilo anticuado que puedes ver en Mad Men, ahora una pared blanca (o peor ¡beige!) es un pecado capital. Un tapiz colorido y decoraciones hacen que tu casa sea una expresión única de tu persona y mucho más «instagrammeable».

    Gracias, selfies

    Como tantas otras modas de hoy, el maximalismo también le debe su resurgencia a las redes sociales. Según The Architect’s Newspaper, instalaciones artísticas como Toiletpaper Paradise y la retrospectiva de la artista japonesa Yayoi Kusama son mucho más interesantes que una pintura tradicional porque puedes sumergirte e interactuar con el espacio y sacarte selfies.

    Puedes sacarte fotos dentro de una obra de arte e interactuar con ella y eso es parte del nuevo atractivo del maximalismo, en vez de pensar en la funcionalidad las personas están convirtiendo sus hogares en piezas de arte y no podría ser más lindo.