yum

Recetas de gelatina con vino tinto: perfectas para una tarde de amigas

gelatina de tinto
Olga Lyubkin

Además de ser delicioso, refrescante y sofisticado, el vino es una bebida llena de beneficios: ayuda a retardar el envejecimiento, es un excelente aliado para bajar de peso y resulta perfecto para combatir el cansancio y el mal humor.

Ahora imagina saborear a esta increíble bebida, pero en una gelatina. Suena genial ¿verdad?

Ideal para compartir con tus mejores amigas, disfrutar en una tarde soleada o simplemente para cerrar el día con broche de oro, estas dos recetas de gelatina con vino son el postre perfecto para consentirte.

Sigue leyendo y anímate a preparar una gelatina diferente y llena de sabor.

gelatina
Africa Studio

Gelatina de vino blanco y tinto

Ingredientes

  • ¾ de taza de vino blanco
  • ¾ de taza de vino tinto
  • ¾ de taza de leche
  • ¼ de azúcar
  • 1 sobre de grenetina
  • Frutos rojos (opcional)
C%C3%B3mo%20leer%20una%20etiqueta%20de%20vino%20(3)
Thinkstock/Hemera

Procedimiento

1. En un recipiente, vierte la grenetina con la leche y revuelve.

2. Una vez que estén combinados, lleva la mezcla al microondas y calienta por 30 segundos. Deja enfriar durante dos minutos, aproximadamente.

3. En una olla a fuego medio, agrega el vino blanco, el tinto y el azúcar. Espera a que comience a hervir y añade la mezcla que preparaste previamente.

4. Retira del fuego y vierte en un molde para gelatina. Deja reposar en el refrigerador por dos horas.

5. Sirve con frutos rojos y disfruta.

gelatina de vino
pearl7

Gelatina de clericot

Ingredientes

  • 2 tazas de melón picado
  • 2 rebanadas de sandía
  • ½ manzana verde
  • ½ manzana roja
tu pelo esta debil decile stop a la caida con estos 3 ingredientes 1
DenisMArt/iStock
  • Azúcar al gusto
  • 3 sobres de grenetina
  • ½ taza de jugo de limón
  • 2 tazas de vino tinto
  • 1 taza de refresco de manzana
  • 1 taza de agua mineral
  • Menta (opcional)
vino tinto
Ievgenii Meyer/Shutterstock

Procedimiento

1. Corta la sandía, el melón y las manzanas en trocitos. Sirve en un bowl y agrega el jugo de limón y el azúcar.

2. Agrega el vino tinto, la grenetina y el refresco de manzana. Revuelve hasta que todos los ingredientes estén integrados.

3. En tazas pequeñas o un molde para gelatina, vacía la mezcla y llévala al refrigerador por tres horas o hasta que su textura sea firme.

3. Una vez que esté lista, sirve y decora con una hojita de menta.

gelatina de clericot
Brent Hofacker

Prepara estas recetas y pasa una tarde llena de sabor y frescura, en compañía de tus personas favoritas. ¡Buen provecho!

¿Que gelatina prepararás primero? Cuéntanos en los comentarios.

Más recetas que te encantarán: