pop

El Wolverine de Keanu Reeves quizá no sea tan mala idea: 5 motivos que justifican a este Logan

wolverine logan keanu
Fox / Marvel / Boss Logic

Keanu Reeves pertenece a esa rama de actores que siempre dependió más de su apariencia que su talento, lo que le valió roles en películas como Bill & Ted's Excellent Adventure (1989), Speed (1994), The Devil's Advocate (1997) y, por supuesto,The Matrix (1999), que lo convirtieron en alguien muy popular entre el público joven durante la década de los 90.

keanu reeves matrix
Warner Bros. Pictures

Pero, si lo pensamos, Keanu nunca hizo algo trascendental que no pudiese hacer otro actor; nunca se atrevió a darle un vuelco nuevo al rol que se le asignaba; él simplemente se dedicaba a interpretarlo, con buenos y malos resultados. Sumado además a su mala experiencia como guionista y director de la fallida Man of Tai Chi (2013), quedó claro que el señor Reeves quizás sea una gran persona, pero como artista, es alguien del montón.

wolverine en x men 2000
20th Century Fox

Pero ahora, gracias a que la saga de películas de John Wickha revivido la popularidad de Reeves, el actor comentó que le gustaría ser el encargado de interpretar a Wolverine, a lo que muchos fans de Hugh Jackman se mostraron bastante en desacuerdo. Pero… ¿es realmente una mala idea?

A continuación, veremos 5 motivos por los que, en caso de llegar a interpretarlo, Keanu haría honor al rol de Wolverine.

Por qué Keanu Reeves sería un buen Wolverine

1. Physique du role

Keanu Reeves y Hugh Jackman tienen una estura y contextura similar, que dista bastante del Wolverine bajito y musculoso de Marvel. Pero a diferencia de Jackman, Reeves tiene un rostro naturalmente torvo y rasgos duros que hace más fácil que muestre ferocidad, esto lo asemeja mucho al Wolverine original, principalmente cuando lleva la cara sin afeitar. Además de que su edad (54) le da ese mismo aire maduro que tenía Jackman en sus últimos años como el personaje y que respetaba las caracterizaciones más clásicas del Wolverine de las viñetas.

2. Artista marcial

rumor nueva trilogia de matrix 1
Warner Bros. Pictures

Antes de interesarse en la actuación, Reeves era un semiprofesional de hockey sobre hielo, un deporte que requiere de mucha coordinación y fortaleza física que lo volvieron un atleta nato, con facilidad para aprender nuevas disciplinas. Esto se vio demostrado en The Matrix (1999), donde finalmente empezó a practicar artes marciales, lo que le ha ayudado a mantenerse en buen estado a pesar de su edad. Por eso, al menos a nivel físico y para los requerimientos de interpretar a Wolverine, Reeves está más que apto para las luchas coreografiadas de una película.

3. Wolverine es un «estado mental»

El mutante de Marvel ha pasado por varias etapas evolutivas y ha sido imaginado por diferentes ilustradores, cada uno le dio aspectos físicos diferentes, pero siempre coincidían en un mismo elemento: su personalidad huraña, algo anticuada y con códigos propios. Si se actúa eso con un cuerpo medianamente entrenado y con garras en los puños, cualquiera entenderá que se trata inequívocamente de Wolverine y no de otro personaje. Jackman fue un éxito precisamente porque supo representar esta personalidad; algo que Reeves también es capaz de hacer.

4. Reeves y Wolverine son bastante similares

Cuando Jim Carrey interpretó villanos como Riddler o el Conde Olaf, incluyeron involuntariamente el histrionismo propio de la personalidad de Carrey. Ahora cuando Reeves interpreta un papel cómico, sus roles se sienten «raros», como si la personalidad del actor no estuviese acostumbrado a actuar de esa forma. Esto es un rasgo que Wolverine casualmente comparte, ya que cuando vemos al personaje hacer un chiste en los cómics, se siente «raro» y algo incómodo, debido a su trasfondo turbio. Para Reeves, interpretarlo en la pantalla sería una tarea muy sencilla.

5. El «Efecto Heath Ledger»

Cuando salió la noticia de que el actor que interpretó a Patrick Verona en 10 Things I Hate About You (1999) sería el próximo Joker en The Dark Knight (2008), muchos reaccionamos con sospecha y desconfianza ante la elección; pero hoy, el rol de Ledger se convirtió en un verdadero clásico. Ahora bien, puede ser que Keanu Reeves no sea Heath Ledger, pero también hay que tener en cuenta que Wolverine no es el Joker. Y para crear un Wolverine que conforme a los espectadores solo debe ser un badass, algo que Reeves ya probó que puede hacer gracias a la saga John Wick.

Pero, por supuesto, es posible que Keanu nunca sea considerado para interpretar a Wolverine –en caso de que el personaje vuelva a aparecer en los próximos años–.

Pero si llegase a suceder, los fanáticos no deberían temer demasiado, ya que el Wolverine de Reeves (o «Woah-lverine»), estaría completamente a la altura de las expectativas.

¿Tú qué piensas? ¿Crees que Reeves puede ser un buen Wolverine?

Sigue leyendo: