pop

Este es el cuento en el que se basaron para crear Dragon Ball (ahora cuéntaselo a tus hijos)

mv5byzc5ogm0zjmtnmuymc00ognilweyngitmgfknwnlzjywmjawxkeyxkfqcgdeqxvymtk3otmzoa
Toei animation/FujiTV/Akira Toriyama/ Shueisha/

Dragon Ball ha sido una serie con gran influencia en todo el mundo. Toda una generación creció con Gokú. Pero algo que no todos saben es qué inspiró al buen Akira Toriyama para crear esta historia hace más de tres décadas.

Durante una entrevista para la revista Daizenshuu, el mangaka narró que su inspiración llegó de dos fuentes: una fueron las películas de Jackie Chan, el actor y artemarcialista chino más famoso de Hollywood; y la otra, un cuento chino llamado Viaje al oeste.

Este cuento relata la historia de un monje llamado Tang Sanzang, quien junto a un grupo de coloridos personajes viaja a la India para recuperar los sutras de Buddah.

La inspiración llegó del personaje llamado Sun Wukong, el rey mono, quien acompañaba al monje en sus travesías. Este cobró vida a través de prácticas taoístas. Contaba con un báculo mágico llamado Ruyi Bang, que pesaba cerca de 8 toneladas y era capaz de crecer o achicarse de acuerdo con las órdenes de su amo. (¿Suena similar a algún báculo sagrado?).

En la historia derrota a los dragones de los cuatro mares, y al hacerlo les obliga a entregar sus posesiones más valiosas: una gorra de plumas de fénix, una maya tipo armadura y unas botas que le permiten caminar en las nubes.

A Tang Sanzang se le unió también Zhu Bajie, que es una criatura mitad hombre mitad cerdo, quien usualmente mete en aprietos a sus compañeros por ser un personaje lujurioso y flojo. Otra característica de Zhu es que está celoso de Sun Wukong por lo que siempre trata de hacerlo menos.

Estos dos personajes suenan similares a Gokú y a Oolong, ¿no lo crees?

De acuerdo con Toriyama, ambos son parte fundamental para la creación del saiyajin y el cerdo que se transforma. Una referencia más obvia es que en la serie original Gokú tenía con una cola, su báculo sagrado y la nube voladora. Además de que Oolong era un flojo y lujurioso personaje con forma de cerdo humanoide.

¿Qué te parece? ¿Conocías este pequeño dato? Cuéntanos en los comentarios.

Te invitamos a leer a continuación: El homenaje del final de Dragon Ball Super a DBZ que todos amamos.