yum

Aromático cheesecake de lavanda: el postre que te hará vivir en una eterna primavera

cheesecake de lavanda arandanos
katarinablok/Shutterstock

El cheesecake es uno de los postres más clásicos. Se cree que tuvo su origen en la antigua Grecia, de manera simultánea al florecimiento de la industria del queso, y luego los romanos se apropiaron de la receta.

Gracias a su popularidad, el cheesecake ha sido reversionado en muchísimas variantes, y hoy te traemos una que, quizá, sea la más inesperada: cheesecake de lavanda. La frescura y el aroma de esta flor te transportarán en un viaje sin escalas a la campiña francesa.

Ingredientes

  • 1 y ¾ tazas de galletas de vainilla trituradas
  • ⅓ de taza de mantequilla sin sal derretida
  • 1 pizca de sal
  • 1 y ½ tazas de azúcar
  • 1 taza de queso crema
  • 1 taza de yogur griego
  • 1 cda. de esencia de vainilla
  • 1 cda. de pétalos de lavanda frescos
  • colorante para comida violeta
  • 4 huevos
Las 5 mejores hierbas para celebrar esta navidad 3
Adam Goodwin/iStock/thinkstock

Paso a paso

  1. Precalienta el horno a 175 ºC y enmanteca una fuente para horno de aproximadamente 22 cm de diámetro.
  2. Integra las galletas trituradas, la mantequilla, la sal y ¼ taza de azúcar hasta que formen una preparación homogénea.
  3. Ponla sobre la fuente y presiona hasta conseguir una superficie sólida. Cocínala durante 10 minutos y déjala enfriar. Reduce la temperatura del horno a 160 ºC.
  4. Bate el queso crema con una batidora durante 3 minutos o hasta que esté suave. Agrega 1 y ¼ tazas de azúcar y continúa batiendo hasta que se integre.
  5. Agrega el yogur griego, la vainilla y la lavanda (picada bien fina) y bate durante un minuto más.
  6. Pon apenas unas gotas de colorante en la preparación. Bate primero y, si no consigues la tonalidad deseada, agrega un poco más.
  7. Agrega los huevos de a uno batiendo a velocidad mínima.
  8. Pon la preparación sobre la fuente y cocina a baño maría, es decir, forra la fuente con papel aluminio y colócala sobre una fuente de mayor tamaño que contenga agua caliente, durante 1 hora y 40 minutos o hasta que el centro esté casi firme.
  9. Apaga el horno y deja al cheesecake descansar dentro del horno durante aproximadamente 1 hora con la puerta entreabierta.
  10. Saca el cheesecake del horno y, con cuidado, pasa un cuchillo por los bordes de la fuente. Déjalo enfriar a temperatura ambiente y ponlo en el refrigerador durante al menos 4 horas.
  11. Desmóldalo y decora con lavanda fresca.

Ya puedes disfrutar de estareceta original de cheesecake para que la primavera dure todo el año.