yum

Paletas de menta y chocolate con un toque vegetal tan inesperado como delicioso

paleta menta choco portada2
ILEISH ANNA via Shutterstock

Fabricar helados caseros es una de las ideas más sencillas de llevar adelante y de los postres o colaciones más deliciosos que podemos crear.

Las posibilidades de combinaciones son infinitas. Cada cual con sus particularidades. Hoy te traemos, por ejemplo, una receta de paletas dementa acompañadas por uno de sus mejores aliados: el chocolate. Además, tienen un toque de espinaca sutil pero delicioso que las transforma en una opción saludable, rica y nutritiva.

Ingredientes

  • 400 g de leche de coco
  • ¼ taza de azúcar
  • 1 taza de menta (alrededor de 25 hojas)
  • 1 taza de espinaca fresca
  • ½ taza de chips de chocolate amargo

Paso a paso

  1. En una olla a temperatura media, mezcla la leche de coco y el azúcar. Debe calentarse, pero no hervir. Revuelve cada tanto.

  2. Retira del calor y agrega las hojas de menta. Deja reposar entre 15 y 30 minutos.

  3. Con un colador, retira la menta y vuelca la mezcla en una licuadora. Agrega la espinaca y licúa hasta que veas que la espinaca ya casi no se nota.
  4. Vuelca la preparación en los moldes y ponla en el congelador durante un mínimo de 6 horas.
  5. Antes de sacar las paletas del freezer, coloca los chips en un bol resistente al calor y luego apóyalo sobre una olla con agua hirviendo (baño maría). Revuelve el chocolate hasta que esté derretido.
  6. Ahora sí es momento de quitar los helados del freezer. Colócalos sobre un recipiente con agua tibia para que puedas desmoldarlos con facilidad.
  7. Desmolda las paletas, esparce el chocolate por encima de cada una en forma de hilos (puedes ayudarte con una espátula o una cuchara). Si quisieras, también puedes agregarle un poco de chocolate rallado por encima.

Como ves, estas paletas de menta y chocolate no llevan colorantes ni saborizantes artificiales, lo cual las hace todavía más tentadoras (sobre todo si tienes niños en casa).