yum

Recorramos el pasado: breve historia de las donas

meriendas divertidas 1
iStock/Thinkstock

¡Qué delicia! Las rosquillas son uno de los dulces que más me gustan y como todo lo que es rico, tiene su historia detrás. Acompáñame en este viaje a través del tiempo hacia el pasado porque te quiero contar la historia de las donas, ¡ven!

¿Desde hace cuánto tiempo existen?

como hacer donas crujientes 2
carotur/iStockphoto/Thinkstock

Aunque no lo creas, se han encontrado restos de donas fosilizadas en excavaciones arqueológicas de los nativos americanos. Se sabe que muchas culturas milenarias tenían su versión de las donas con diferentes formas de masa frita. 

El nacimiento de las donas, tal cual las conocemos hoy en día, se remonta a la época de la inmigración americana. Los holandeses cuando llegaron de Europa en el siglo XIX se establecieron en la zona de Nueva York y comenzaron a fabricar rosquillas fritas con dulce encima.

Fue precisamente la madre de un capitán de uno de los tantos barcos que venían de Europa llamada  Elizabeth Gregory que tuvo la idea de hacerlas para que su hijo pudiera disfrutar de algo delicioso durante sus viajes a través del océano Atlántico transportando inmigrantes. Además le agregó un centro de nueces, pues a su hijo le encantaban.

Según algunos mitos, la forma de anillo surgió porque era más fácil mantenerlas para soportar los largos viajes en barco. Este disco plano con un hoyo en el centro dio lugar, tiempo después, a un sinfín de formas, colores y sabores. 

Te recomiendo: ¡Parecen de otro mundo! Te presentamos la nueva tentación: postres galácticos

¿Qué sucedió después?

7 comidas que deberias consumir si quieres vivir muchos a%C3%B1os 1
Maris Zemgalietis/iStock/thinkstock

Desde principios del siglo XX las guerras mundiales y la revolución mecánica impulsaron nuevos sabores para las ya conocidas donas. Fue así que durante la Primera Guerra Mundial los voluntarios de la Cruz Roja servían estas deliciosas golosinas a los soldados para que tuvieran un recuerdo del hogar que habían dejado. 

Durante los años 20 un panadero de origen ruso que se llamaba Adolph Levitt construyó la primera máquina que realizaba las donas de manera mucho más rápida. Debido a la demanda creciente de este dulce, Levitt vendió varias máquinas a otros panaderos y en pocos años amasó una fortuna. En 1950 la máquina que fabricaba rosquillas se perfeccionó y surgió otra en su remplazo que podía hornear una rosquilla por minuto. Esta técnica se mantuvo durante unos 30 años hasta que en los años 80 dejaron de ser tan populares debido a la cantidad de calorías que contenían. Esa fue una época oscura para las donas, pues recibieron muchas críticas debido a la epidemia de obesidad que tenía la población de los Estados Unidos debido a las grasas y calorías que contenían estas rosquillas. 

Sin embargo a pesar de la mala fama que muchos quisieron imponerle, hoy en día las donas siguen siendo uno de los bocadillos preferidos por muchos convirtiéndose en el compañero ideal de una buena taza de café. 

No dejes de leer: Los buñuelos son el mejor acompañamiento para la merienda, ¡prueba estas variedades!

Luego de escribir tanto sobre la historia de las rosquillas, llegó la hora de disfrutar de una de ellas. Adoro las que son cubiertas de chocolate, ¿cuál es tu preferida?