explora

Por primera vez en 55 años una mujer gana el Nobel de Física y su descubrimiento cambia vidas

cientifica mujer laboratorio
Matej Kastelic/Shutterstock

Los Premios Nobel 2018 llegaron con una importante sorpresa, dado que una mujer, Donna Stricklandfue reconocida por su trabajo en Física. Más precisamente su descubrimiento de los pulsos ópticos ultracortos y de alta intensidad. Ese trabajo científico fue parte de su tesis de doctorado en la cual investigó junto con su tutor, Gérard Mourou, quien también obtuvo el Premio Nobel de Física, compartido con ella.

El reconocimiento obtenido por Strickland es muy importante porque se convierte en la primera mujer en ganar el Nobel de Física en 55 años, siendo la tercera en total. Antes de ella fueron Marie Curie en 1903 y Maria Goeppert-Mayer en 1963.

Amplificación de pulso gorjeado

Así se llamó el descubrimiento realizado junto con su supervisor, que consiste en amplificar pulsos ópticos ultracortos a niveles inesperados. En los años 90 empezó a trabajar en la Universidad de Waterloo, en Canadá, donde comenzó a crear láseres de alta intensidad.

Además de todo su trabajo de investigación, es editora en dos revistas de ciencia, entre ellas una llamada Optical Letters.

El trabajo de las mujeres en la ciencia

Durante una entrevista Strickland resaltó la importancia de las mujeres en la ciencia:

«Necesitamos celebrar a las físicas mujeres porque están ahí afuera...estoy honrada de ser una de esas mujeres»

En más de 100 años solamente tres mujeres han recibido el reconocimiento en esta área. Pero es momento de comenzar a cambiar esto, dando importancia a todas esas científicas que están allí afuera cambiando el mundo. Incluso remendar aquellas injusticias del pasado, como sucedió con Jocelyn Bell Burnell quien descubrió los púlsares en 1968 pero fue premiado solamente su supervisor.

Es una nueva época para las mujeres en la ciencia. El descubrimiento de Strickland junto con Mourou es realmente importante también por sus aplicaciones en otras áreas. Los láseres con gran intensidad son usados, por ejemplo, para las cirugías de corrección de la vista, mejorando la calidad de vida de miles de personas.

Sigue leyendo: