9 buenas decisiones para liberarte del plástico en tu día a día

oceano basura
Rich Carey/Shutterstock

Todos somos conscientes de que nuestras acciones diarias tienen un impacto en el medio ambiente. Pero ¿hasta qué punto?

Un estudio de la Universidad de Georgia determinó que el 91 % del plástico que producimos no se recicla. Si continuamos por el rumbo actual, se calcula que para 2050 habrá 12 mil millones de toneladas de basura en vertederos. Esto es 35 mil veces mayor al peso del Empire State. Impresiona, ¿no?

Y no se termina ahí. El estudio también sostiene que, si la tendencia se mantiene, para mediados de siglo los océanos albergarán más basura que peces.

Pero ¿qué podemos hacer para revertir esta situación? Aquí va una lista de 9 sencillos hábitos que puedes incorporar en tu día a día. El planeta te lo agradecerá.

1. Cuando vayas al súper, no pidas bolsas

5 formas sorprendentes de perder peso sin ejercicio
lechatnoir via iStock

Esto es muy simple y también, cuando te acostumbras, muy cómodo. Compra una bolsa de tela o guarda lo que compres en tu mochila. De más está decir que si vas al súper por solo un artículo puedes llevar tu compra en la mano. Así que, ya sabes, di «No, gracias» a las bolsas de nylon.

2. Compra una botella reutilizable

No solo es amigable con el medio ambiente, sino también con tu bolsillo. Compra una botella reutilizable y llévala contigo a todos lados. De esta forma, no tendrás que comprar agua embotellada. Si la botella es de acero inoxidable y no de plástico, mejor aún.

3. Evita los refrescos, jugos o bebidas envasados en plástico

bebidas prohibidas para celiacos 2
mythja/iStock/Thinkstock

Una opción que, además, resulta más rica y muy saludable es cambiar estas bebidas por jugos o licuados naturales. De lo contrario, intenta optar por productos envasados en vidrio o plástico reutilizables.

4. Usa jabón en barra en lugar de jabón líquido

¡Menos plástico!

5. Compra las frutas y verduras en la feria

Que es el crudivorismo 2
Jean-luc Cochonneau/Hemera/thinkstock

Y, claro, ¡lleva tus propias bolsas! Si te pasa, como a mí, que en el mercado te piden que pongas cada producto en bolsas separadas para pesarlas, lo que puedes hacer es devolver las bolsas después para que puedan reutilizarse.

6. Lleva tu almuerzo a la oficina en un tupper

Si es de acero inoxidable o vidrio, mucho mejor (además, son más higiénicos, ya que el plástico acumula bacterias). Y, recuerda: ¡el delivery es el enemigo! Si compras comida fuera lo más probable es que venga con un montón de packaging que después irá directo a la basura.

7. En lugar de tener helado en tu casa, cómprate un cono

estos habitos alimenticios son un camino de ida a la perdida de peso13
Igor Ovsyannykov via Unsplash

Compra un cono de helado en una heladería artesanal. Es más ecológico y ¡mucho más rico y divertido!

8. Cuando compres ropa, opta por fibras naturales

Esto, además de ecológico, es más saludable. Muchos de los materiales que se usan hoy en día en la confección de vestimenta, como el poliéster, el nylon y la lycra, son, a fin de cuentas, plástico. Es preferible optar por telas como el algodón (si es orgánico, mejor), el lino y la lana.

9. De lo contrario, compra prendas de segunda mano

las mejores tiendas second hand del mundo 3
eye_deas/iStock/Thinkstock

Puedes encontrar cosas muy lindas y, además, mucho más baratas.

Todos estos hábitos no generarán un gran impacto en tu estilo de vida, pero sí en el planeta. ¡Comparte estos consejos con tus amigos para que también se sumen al cambio!