explora

El caso de Irlanda: la protección de los derechos de los niños con discapacidad antes de nacer

aborto irlanda 1
Charles McQuillan/Getty images

Una encuesta en Irlanda reveló que la opinión pública se muestra cada vez más provida en relación a la protección del nacimiento de los niños con discapacidad. De hecho, se registró una caída significativa en el apoyo al aborto por razones de discapacidad.

En paralelo, las personas con discapacidades y sus familias han buscado generar conciencia de su situación en la sociedad. Sus historias claramente han influido al público que se muestra cada vez más en contra del aborto por discapacidad.

La defensa del derecho a la vida, más allá de las «capacidades»

aborto irlanda 2
Charles McQuillan/Getty images

Dos años atrás y bajo el tema: «La vida importa», la organización Rally for Life buscó concientizar, dándoles voz a las personas con discapacidad y a sus historias.

Una de ellas fue la de Bridget Mary Kelly, una niña con síndrome de Down que habló ante las multitudes para dejar en claro que las personas con necesidades especiales también tienen derecho a la vida.

Por su parte, otras personas han buscado promover que el derecho a la vida no debería verse afectado por la discapacidad, como por ejemplo Anne Trainer, la mamá de Kevin que tiene síndrome de Down. Ella asegura que la vida de las personas como Kevin importa:

 «Su derecho humano a la vida importa. Niños como Kevin enfrentan la extinción en otros países».

Una legislación que restringe el aborto

aborto irlanda 3
Charles McQuillan/Getty images

Irlanda tiene algunas de las leyes de aborto más restrictivas de Europa. La Octava Enmienda de la Constitución reconoce el derecho a la vida de los niños no nacidos, así como el derecho a la vida de la madre. Y la terminación del embarazo solo se permite en circunstancias muy raras en las que la vida de la madre se encuentra en peligro. Luego de tres décadas de su entrada en vigor, un estudio sugiere que la enmienda a logrado salvar un mínimo de 100 000 vidas.

Pero ahora su legalidad está en cuestión debido a que el Comité de Derechos Humanos de la ONU pidió que las leyes de aborto de Irlanda se revean tras dictaminarse que una mujer que llevaba un feto con una anormalidad fatal fuera víctima de discriminación y tratos crueles e inhumanos a causa de la prohibición del aborto.

¿La necesidad de un cambio?

aborto irlanda 5
Charles McQuillan/Getty images

Así como hay personas que apoyan el derecho a la vida de los no nacidos con discapacidad, hay otras que creen que es necesario cambiar la ley.

Las Organizaciones Unidas se centraron en el caso de Amanda Mellet, que estaba embarazada de 21 semanas cuando le dijeron que el feto tenía defectos congénitos y moriría en el útero o poco después del nacimiento.

Amanda tomó la decisión de abortar y viajó al Reino Unido para realizarlo, pero tuvo que regresar a Irlanda 12 horas después del procedimiento. Desde ese momento, Mellet pasó a formar parte de un grupo de defensa que buscaba la legalización del aborto por razones médicas.

Sin duda cada caso y cada realidad y contexto es diferente y el debate de Irlanda genera todo tipo de opiniones. Pero la gran mayoría de los irlandeses parece haber cambiado su opinión sobre el aborto. ¿Tú qué opinas?