explora

La historia de Ni una menos: Cómo y por qué surgió el colectivo feminista

la marcha de mujeres un nuevo capitulo en la historia feminista 1
Vix

El 3 de junio de 2015 miles y miles de personas salieron a la calle al grito de «Ni una menos». Desde entonces, el hashtag se apoderó de las redes y la violencia machista comenzó a ser un tema presente a todo nivel: en las casas, las escuelas, los medios de comunicación.

El origen de "Ni Una Menos"

En el año 1995, Susana Chávez, poeta mexicana, escribió un poema con la frase “Ni una muerta más” para protestar por los femicidios llevados a cabo en Ciudad Juárez. En 2011, la asesinaron por ser mujer.

Con esa frase en mente, en marzo de 2015, un pequeño grupo de comunicadoras y activistas feministas argentinas organizaron una maratón de lectura en la Biblioteca Nacional bajo el lema #NiUnaMenos. ¿El objetivo? Tratar temas vinculados a la violencia de género, trata y femicidios.

Del encuentro participaron familiares de víctimas de femicidios, entre ellos los papás de Wanda Taddei, Ángeles Rawson y la mamá de Lola Chomnalez.

La unión y la idea de organizar el colectivo, nació como una necesidad ante los femicidios que no paraban (no paran) de suceder día a día.

Chiara Páez y la furia que desbordó las calles

Meses más tarde, más precisamente el 10 de mayo, el femicidio de Chiara Páez, una chica de 14 años, embarazada, quien fue brutalmente asesinada y enterrada en el patio de la casa de su novio en Santa Fe, enfureció a la sociedad.

Se decidió entonces convocar a una marcha para decir ¡Basta! Basta de violencia machista.

Y el resultado fue contundente: ya no eran unos pocos los que se manifestaban en su contra. La convocatoria comenzó en las redes sociales y se viralizó rápidamente ante miles de mujeres que respondieron haciendo eco del mismo enojo, la ira, la bronca, el miedo y las ganas de ser escuchadas.

>>Corina Fernández: Conocé el caso que le puso nombre al FEMICIDIO<<

la marcha de mujeres un nuevo capitulo en la historia feminista 5
Vix

Una marcha que pasó a la historia

La convocatoria de aquel 3 de junio superó todas las expectativas. Ya no era un grupo de mujeres que reclamaban sus derechos, la sociedad entera salió de sus casas al grito de #NiUnaMenos. Asistieron personas de todos los géneros y edades. Familias enteras y organizaciones sociales.

La violencia machista ahora tenía un nombre y se empezó a reconocer al femicidio como su máxima expresión.

El comienzo de un proceso

Un año más tarde, se volvió a convocar a una multitudinaria marcha, pero el reclamo hacía foco en todo acto de violencia hacia las mujeres y en contra de todo machismo que se encuentra presente en la sociedad.

El Paro internacional de mujeres del 8 de marzo de 2017 movilizó nuevamente a miles y miles de personas que quieren ponerle de una vez por todas fin al machismo en todas sus formas: se clamó por el fin de la violencia física, verbal, psicológica, obstétrica, económica, sexual, institucional, simbólica y laboral hacia toda mujer.

Las cifras de femicidios en Argentina siguen siendo preocupantes y por eso debemos seguir gritar hasta que no haya ni una mujer menos.

Podés ver también: