pop

¿Por qué los criminales del cine toman leche? La explicación va más allá de la ciencia

asesinos seriales peliculas leche 2021 0
Miramax LLC / Universal Pictures | Warner Bros. Pictures | Universal Pictures

¿Deberíamos huir de los aficionados a la leche? Tal vez, pero sólo por la emisión de gases que pueden emitir cuando este alimento los inflama. Fuera de ello, parece dudoso que exista una relación siniestra entre los fans de la lactosa y las conductas violentas.

leche en la naranja mecanica
Warner Bros. Pictures

Por años, la cultura pop ha contribuido a arraigar este mito: asesinos ficticios como Alexander DeLarge en La naranja mecánica​, Hans Landa en Bastardos sin gloria, y Leon en El perfecto asesino; han creado todo un simbolismo que pretende enardecer la llamada "ciencia del mal" con una sola bebida.

natalie portman leon el asesino
Gaumont

Si bien no existe ningún estudio científico que enlace la afición por la leche con tendencias sociópatas, numerosos elementos en la historia del cine han "certificado" esta correlación. 

Todo es cuestión de semiótica: al igual que los depredadores reales, los asesinos escritos con buena psyque (es decir, fuera de la serie B) no llegan dando de alaridos y soltando cuchilladas por doquier.

Por el contrario, en el cine criminal de corte noir dramático, los asesinos primero intentarán lucir inocentes o "interesantes" a los ojos de sus víctimas y/o colegas.

Dado lo anterior, la leche como elemento fílmico de niñez, inocencia o pureza, data de la icónica cinta Suspicion de Alfred Hitchcock.

En la trama, el personaje de Lina (Joan Fontaine) es seducida por el mercenario vividor Johnnie (Cary Grant). Cuando el encanto comienza a perderse, Lina teme por su vida, y en su escenario más indefenso, Johnnie le ofrece un "inocente" vaso de leche.

Según confirma el libro The Twelve Lives of Alfred Hitchcock: An Anatomy of the Master of Suspense, Hitchcock eligió esa bebida "infantil" para mostrar la dualidad de Johnnie: quiere acabar con Lina, pero a la vez, no desea perder su imagen "encantadora" ante ella.

Este recurso cinematográfico popularizó el uso de la leche en pantalla para mostrar personalidades ocultas en los asesinos seriales. Además, la práctica tomó impulso a finales de la década de los 80, cuando el convicto Ted Bundy pidió su última cena antes de enfrentar la pena de muerte en prisión.

De manera irónica, Ted era muy carismático y popular entre las mujeres. Según citaron los medios locales, el criminal logró "desatar ternura" con lo que pidió para su platillo final: una buena dotación de huevos, carne, pan tostado y... un vaso de leche.

ted bundy serie netflix 0119 1400x800 2
Netflix

Finalmente, algunos directores como Sidney Lumet, llegaron a destacar el uso de la leche en películas criminales por una simple razón: muchos asesinos tuvieron una relación conflictiva con su madre en la infancia, y ya en la adultez, la leche se usaba para remarcar una parafilia que involucraba la lactancia.

Ya que estás aquí: