pop

Su apego al pony y 9 cosas que no tienen sentido de Sam en ‘El Señor de los Anillos’

New Line Cinema

A más de 15 años del estreno de la trilogía El Señor de los Anillos aún sigue como una de las producciones más queridas en la historia del cine gracias a su trama y peculiares personajes, que juntos, hacían un gran equipo. La Comunidad del Anillo fue el nombre de los 9 compañeros que se embarcaron en la misión de destruir aquella joya, pero Samsagaz Gamyi se destaca entre todos.

El mejor amigo de Frodo resulta ser alguien muy curioso pero existen algunas cosas que no cuadran mucho si lo vemos a detalle:

sean astin elijah wood senor de los anillos
New Line Cinema

Es el único que trabaja

De entrada los hobbits son extrañamente felices con sus vidas, todos parecen no tener problemas y Sam de hecho es el único de los cuatro medianos que parece tener un trabajo o incluso necesitarlo. Al ser jardinero no se esperaba mucho de él en la historia, pero resultó ser más valioso de lo que parecía y de hecho, es tan heroico como Frodo porque sinceramente no hubiera llegado a Mordor sin él.

el senor de los anillos elijah wood sean astin
New Line Cinema

Es bastante chismoso

Sam es muy honesto en la saga con todos sus amigos, pero muestra una clara obsesión por Frodo y la visitas de Gandalf, lo cual hace que sea descubierto en el momento que le cuenta al hobbit todo sobre el anillo.

De hecho de no escuchar a escondidas la reunión secreta que se tuvo en Rivendell para decidir el futuro de la Tierra Media, Sam quizá no hubiera pertenecido a la Comunidad. El meterse en donde no lo llamaban tuvo sus consecuencias.

Empatizó con el jardinero Maggot

Sam siente algo de empatía con el granjero Maggot cuando él y Frodo encuentran a Merry y Pippin robándole. Las verduras que le dan para que se las lleve prefiere dejarlas en el suelo, quizá fue el miedo pero pudo ser también que al tener una profesión similar no quiso perjudicarlo.

Su extraña valentía

La valentía de Sam es bastante rara pues no lo piensa dos veces para enfrentarse a todo incluso sabiendo que quizá no pueda ganar. Su miedo es prácticamente nulo hasta en las peores situaciones, y para su fortuna nunca salió tan lastimado o corriendo en la dirección contraria a la pelea.

El que siempre se dirija como 'señor' a Frodo

No hay ocasión donde el personaje se dirija como 'tú' a Frodo, lo que causó confusión porque parecían muy amigos y nadie más lo hacía. En los libros tiene sentido pues se describe claramente que el portador del anillo es superior socialmente.

Su apego a Bill el pony

En la primera cinta, Sam siempre se encuentra cuidando mucho al pony Bill a quien deja en libertad antes de entrar a las Minas de Moria. Su apego puede provenir de que él se ve reflejado en el animal pues es usado para cargar cosas y otras tareas menores. Si ves bien la primer película te darás cuenta que Sam en realidad no tiene mucha relevancia como en las otras dos.

Su nula compresión del regalo de Galadriel

La Comunidad del Anillo se refugió un tiempo con Lady Galadriel después de la dura batalla en Moria y al partir, ella le da a cada miembro un regalo. En el caso de Sam, recibió una cuerda de elfos, pero él se decepciona porque en realidad quería una daga o un arma más fuerte como los demás. No entendió que era un artículo muy especial que solo él podía manipular con destreza gracias a sus hábiles manos, cosa de la que se percató la gran elfa.

Aquella obsesión con la caja de sal

En la versión extendida de la segunda cinta se puede ver que Sam casi pierde la cabeza cuando una pequeña caja se le cae, afortunadamente Frodo la logra rescatar y le revela que dentro se encuentra una sal muy especial que pensaba usar para una cena. En esta peligrosa búsqueda de anillos mágicos y espectros voladores, Sam se preocupó por algo banal y no tiene ningún sentido, pero al menos es divertido.

El verdadero Héroe

Sí, todo gira en torno a Frodo y el anillo, pero en el tiempo que dura la misión Sam se hizo experto en combate. También descubrió los planes reales de Gollum, así que resulta interesante cómo un simple jardinero pudo manejar las complicadas situaciones en un tiempo muy corto.

Su total obediencia

Sam siempre hizo lo que decía Frodo sin preguntar y eso causó muchos problemas, pues él dudó de Gollum desde el inicio y no pudo hacer nada porque su amigo se lo pidió. Además dejó a Frodo cuando el mismo villano le tendió una trampa, el portador del anillo solo le dijo que se fuera y así lo hizo, aunque después regresó.

¿Cuál dato te gustó más? Dinos en los comentarios.

Ve también: