pop

7 escenas de las películas de Marvel que resultaron pésimas y hasta dan vergüenza

escenas terribles en peliculas de marvel portada 2 0
Marvel // Sony Pictures | Marvel Comics // Universal Pictures // Lucasfilm | Marvel Comics // Universal Studios

A simple vista, parecería que todo lo que toca Marvel lo convierte en oro, ya que sus películas siempre dejan enormes ingresos a Disney y Marvel Studios, pero esto no siempre fue así.

escenas terribles en peliculas de marvel 4 0
Marvel Studios // Disney

Algunas escenas dentro del basto universo cinemático de Marvel (que incluye 20th Century Fox, Disney, Sony y Universal) son terriblemente malas e hicieron que los fanáticos se preguntara qué estaban pensando los guionistas al momento de escribirlas.

A continuación encontrarás algunos momentos que nunca debieron llegar a las salas de cine, por su mala calidad o por no aportar nada a la trama.

Talbot: ¡Me estás haciendo enojar!

La primer película de Hulk, protagonizada por Eric Banna en 2003, recibió críticas terribles y es recordaba por ser inferior a la versión del MCU.

No es difícil encontrar una mala escena dentro de ella, pero una que sobresale del resto es donde Talbot golpea a Banner.

Ahí ocurre la pieza de diálogo más divertida de la película, con un «Talbot. Me estás haciendo enojar». Eso comienza la transformación en Hulk.

La escena sería aceptable (sólo aceptable) si no tuviera esa pequeña frase en medio de la pelea.

Esa escena de Daredevil

Ben Affleck no tiene un buen historial con películas de superhéroes y Daredeviles la prueba definitiva. La historia fue mala, los personajes planos, sin motivación y nada parecía tener sentido.

Por eso resulta increíble ver la escena en donde Matt acosa a Elektra por la ciudad de Nueva York y todo termina con una pelea en un parque infantil, específicamente en los sube y baja, ycon niños gritando en apoyo a ambos.

Snowboarding en los 4 Fantásticos

La mayor crítica que tuvieron las dos primeras películas de Fantastic 4 de 20th Century Fox, fue que los protagonistas no hacían nada verdaderamente heroico hasta el final de cada entrega y era casi por obligación.

Eso quedó bastante claro en la escena donde Johnny Storm descubre sus poderes.

Ella invita a una enfermera a esquiar, mientras escuchan sus bandas favoritas estilo Blink 182.¿Tiene sentido? No, pero se comprende cuando se mira la película completa.

Deadpool no se siente bien

Los fanáticos salieron furiosos tras ver la película de los orígenes de Wolverine, en específico por el tratamiento que le dieron a Deadpool, interpretado por Ryan Reynolds.

En la cinta le cerraron la boca, tenía los poderes de Nightcrawler y Cyclops, se regeneraba y sacaba espadas de adamantio de las manos.

El personaje fue tan mal recibido, que Ryan Reynolds le hizo un par de burlas en sus películas de Deadpool e incluso mató a esa versión a balazos.

Atracción al reino animal en Howard The Duck

Sólo diremos que la historia trata de un pato humanoide intergaláctico que llega a la Tierra, se vuelve el representante de un grupo musical, se enamora de la cantante y el resto de la película la mira con ojos de pervertido.

Basta con ver la escena en que ella le propone tener sexo y Howard se pone tan nervioso, que se crispa de la cabeza. Es una secuencia terrible.

El último paseo de Slade

Las dos películas de Ghost Rider son el ejemplo claro de cómo no hacer una cinta sobre superhéroes contra entidades sobrenaturales, sobre todo por la escena del último paseo de Slade.

En ella, el legendario y antiguo Ghost Rider decide utilizar por última vez sus poderes, al lado de Johnny Blaze (Nic Cage).

La escena luce impresionante y es visualmente agradable, pero el problema es que no tiene sentido, pues gastó todos sus poderes en la zona de la batalla y para despedirse. ¿Por qué no los usó para la pelea final?

Peter emo en Spider-Man 3

La trilogía de Sam Raimi es muy querida por los fans de Marvel, por ser la primer película live action del arácnido que le hizo justicia, aunque el paso de los años no le ha sentado bien.

Hay una escena que fue terrible desde su estreno y apareció en Spider-Man 3, en donde un Spidey poseído por el poder del simbionte comienza a incrementar las características negativas de su portador.

Eso se manifiesta por medio de bailes callejeros llenos de swag, compra de ropa de remate, peinados emo, comer galletas con leche y exigir mejores derechos laborales (¡Wow! Que alguien lo detenga).

¿Qué otras escenas de Marvel recuerdas que fueran terribles?

¡Hey! Si quieres saber más sobre Marvel Comics, tenemos estos artículos para ti: