pop

10 datos de 'Requiem por un sueño' que seguro no conocías a 20 años de su estreno

requien
Artisan Entertainment

Escenas fuertes, personaje neuróticos y muchas drogas, son algunas de las piezas centrales de la obra que lanzó al estrellato al director de Réquiem por un sueño:Darren Aronofsky. A 20 años de su estreno en la pantalla grande, sigue siendo recordada por muchos cinéfilos como una joya del cine de culto y del thriller psicológico.

Para conmemorar la película que consagró al director de El cisne negro y le valió una dominación al Oscar a Ellen Burstyn por su papel como Sara , te presentamos 10 curiosidades detrás de cámaras de esta película:

#1 Está basada en un libro

"Requiem for a dream" fue escrito a finales de la época de los setenta por Hubert Selby Jr, un escritor estadounidense que pasó gran parte de su vida desahuciado. La enfermedad que padecía: tuberculosis avanzada.

hubert selby 2
Lindsay Brice

El también autor de "Last Exit to Brooklyn", adaptada al cine en 1989, tiene una pequeña aparición en el filme como un guardia que se burla de Tyrone.

hubert
Artisan Entertainment

#2 La escena de la limpieza dura 40 minutos

Una de las escenas más emblemáticas de la película es cuando vemos a Sara Goldfarb (Ellen Burstyn) limpiando frenéticamente su apartamento en una toma que dura, aproximadamente, 20 segundos.

La realización de esta secuencia fue posible a partir de una toma continua de 40 minutos, durante los cuales la actriz tuvo que asear todo el departamento. La escena se repitió tres veces antes de que Darren la aprobara.

#3 Una escena costó miles de dólares

El director quiso recrear una escena del filme de animación japonés Perfect Blue, y para ello se vio obligado a comprar los derechos de la película.

En dicha escena, Marion se encontraba dentro de la bañera, con la cabeza hundida bajo el agua, pegando gritos.

Parece que dicha escena era muy importante para el cineasta, pues también rindió homenaje a la cinta de Kon en la posterior Cisne negro.

cisne negro
Fox Searchlight Pictures

#4 La conversación entre Marion y Harry fue improvisada

Para lograr esta memorable escena en donde vemos a la pareja hablar a través de un teléfono con semblantes tristes y derrotados, Aronofsky le pidió a los actores que se reunieran con él y que improvisaron juntos la conversación, grabando simultáneamente las escenas de cada uno para darle mayor autenticidad.

#5 Usaron adictos reales como extras

En la secuencia en la que un cargamento de heroína es distribuido detrás de un supermercado, los hombres que la reciben son adictos verdaderas que trabajaron como extras en la cinta y en los que Jared Leto se basó para interpretar su papel.

adictos
Artisan Entertainment

#6 ¿Alguien dijo heroína?

No son pocas las veces a lo largo de la película en la que vemos a los personajes consumir heroína o intuimos que acaban de hacerlo, y sin embargo, es una palabra que no llega a ponerse en boca de los mismos en ningún momento.

#7 El soundtrack iba a estar compuesto de puro hip hop

Aronofsky es un gran admirador de este género musical, tanto que originalmente quería usar versiones modificadas de clásicos de hip hop como banda sonora del filme. Al final, se dijo por piezas instrumentales del compositor Clint Mansell, gracias a las cuales la película es vista como una de las que mejor construyó su relación con la banda sonora.

#8 Sean Gullette y la escena que lo hizo enfurecerse con el director

Cuando llegó el momento de grabar el encuentro ente Gillette y Marion, Darren decidió de último momento que el actor no necesitaba hablar y que solo debía comer el filete de carne que aparece en su plato. Gillette, al haberse preparado por meses para ese momento, se enojó con el director y terminó por comer cinco filetes y medios para lograr la toma ideal.

#9 Naranjas premonitorias

Las naranjas muchas veces han sido un claro símbolo premonitorio de que algo malo ocurrirá a continuación. Al igual que en películas como El Padrino o Pulp Fiction, las naranjas que aparecen en Réquiem por un sueño antes del tiroteo tienen la función de advertir que algo malo está apunto de pasar.

naranja 1
Artisan Entertainment

#10 Exigencias

Por exigencias del guión o, más bien, a petición del director, Leto tuvo que llevar a cabo otros sacrificios para preparar su papel. En este caso, Aronofsky pidió al intérprete y a Marlon Wayans que no tuvieran sexo ni tomarán azúcar durante 30 días, para que entendieran mejor lo que era tener el deseo de los personajes a los que tenían que dar vida.

Y tu ¿en dónde estabas cuando se estrenó esta película? Cuéntanos en los comentarios.

¡Hey, no te vayas! Pensamos que esto podría interesarte: