pop

Estas son todas las películas animadas ganadoras del Oscar que marcaron nuestras vidas

el viaje de chihiro coco toy story 3 collage 0
Studio Ghibli/Difusión | Walt Disney Pictures/Difusión | Walt Disney Pictures/Difusión

Las películas animadas no siempre fueron consideradas como dignas de recibir un premio de la Academia. Pero en 2001 el organismo reconoció que esta expresión artística también guarda una enorme cantidad de trabajo, así como mensajes inspiradores y personajes que dejan su huella durante generaciones.

En honor a las caricaturas que recordamos con cariño y que, además, asombraron a la crítica, aquí te presentamos todos los filmes que han ganado en esta categoría de los premios Oscar hasta la fecha.

2001: Shrek

Cuando pensamos en premios Oscar imaginamos historias impactantes, no ogros que son como cebollas. Pero este habitante del pantano fue el primer personaje animado en recibir el premio de la academia. Si algo nos enseñó Shrek es que es posible crear películas graciosas e ingeniosas que divierten niños y grandes. Sobre todo al considerar que retoma una temática tan común como los cuentos de hadas.

2002: El viaje de Chihiro (Spirited Away)

La primera vez que Hayao Miyazaki fue nominado al Oscar se llevó la estatuilla dorada. Su trabajo en El viaje de Chihiro le otorgó ese honor, el cual se repetiría en las nominaciones de 2005 con El castillo vagabundo y de 2013 con Se levanta el viento. Lamentablemente, es su único premio de la Academia hasta ahora.

2003: Buscando a Nemo (Finding Nemo)

Fue en 2003 cuando la mancuerna entre Disney y Pixar comenzó su dominio en esta entrega de premios. No sólo lograron encontrar a Nemo, también al Oscar y el reconocimiento de la crítica estadounidense.

2004: Los Increíbles (The Incredibles)

La familia Parr le quitó el trofeo a Shrek 2 gracias a sus superpoderes. De pequeños, Los Increíbles nos dejó con ganas de convertirnos en héroes para luchar contra el mal. De grandes, nos creó una duda existencial sobre lo que significa ser especial y diferente en la sociedad. Vaya, vaya.

2005: Wallace y Gromit: la batalla de los vegetales (Wallace & Gromit: The Curse of the Were-Rabbit)

Wallace y Gromit es una serie británica de stop motion que existe desde 1989. En 2005, el dúo entre amo y perro se convirtió en la segunda película con este tipo de animación más exitosa en taquilla, con más de 192 millones de dólares del mundo (detrás de Pollitos en Fuga).

2006: Happy Feet

La historia de un pequeño que no puede cantar —en un mundo donde las canciones son vitales para encontrar el amor—, pero que se defiende con sus pasos de baile, enamoró a la audiencia. Además de que fue aplaudida por retomar los problemas medioambientales que afectan a los animales.

2007: Ratatouille

«Cualquiera puede cocinar». La historia de Remy nos enseñó que el talento y el valor no dependen de las expectativas (buenas o malas) que los demás tengan de ti. Además de compartirnos esa importante lección, también nos dejó con muchas, muchas ganas de comer.

2008: WALL-E

Fue significativo que hace 11 años saliera victorioso un filme cuyo tema más importante fue el cuidado del planeta y las consecuencias de nuestros actos irresponsables. Nunca creímos que una botita rellena de tierra, un robot que compacta basura y una cucharacha saltarina nos conmoverían tanto.

2009: Up

Este año Disney tenía aún más posibilidades de ganar, porque estuvieron presentes con Up (junto con Pixar) y La princesa y el sapo. Ahora la primera es una de esas películas que todos incluimos en la lista de "me hacen llorar como si no hubiera un mañana".

2010: Toy Story 3

Hablando de historias que nos sacan lágrimas sin parar. La pandilla de plástico regresó 11 años después de su secuela y lo hizo con todo. Los adultos que crecieron con Toy Story salieron encantados de las salas de cine y, además, le ganó el Oscar a Cómo entrenar a tu dragón.

2011: Rango

Otro ganador que no vino del castillo de Mickey Mouse. Rango fue una producción encabezada por Nickelodeon y que presentó el conflicto de un camaleón mascota que termina en medio de un embrollo del Viejo Oeste. Una de sus características más aplaudidas fueron sus elementos visuales.

2012: Valiente (Brave)

De nuevo, competencia de Disney y Pixar consigo mismos. En 2012 Mérida y Ralph el demoledor se enfrentaron en un duelo, pero la joven venció con sus flechas a los puños del fortachón.

2013: Frozen

Imposible olvidar el fenómeno Frozen que se apropió del mundo en 2013. Ni siquiera el invierno de Elsa caló tan fuerte en Arendelle como lo hizo la canción "Libre soy" en nuestras vidas. Un nuevo clásico navideño, sin duda. (¿Recuerdas que fue en esa edición de los Oscars cuando John Travolta dijo mal el nombre de Idina Mendzel?).

2014: Grandes Héroes (Big Hero 6)

La fiebre de Marvel se vio reflejada en esta categoría en 2014, cuando Grandes Héroes se coronó como la gran ganadora. Hasta tuvo un cameo de Stan Lee, como debía ser. Es lo menos que podía recibir Baymax después de crear un saludo de manos que todos comenzamos a usar con nuestros amigos (y vecinos, y desconocidos en la calle).

2015: Intensamente (Inside Out)

Pixar tiene la fama de darle sentimientos a personajes no-humanos, pero no esperábamos que se los dieran a las emociones (qué abstracto). Intensamente nos enseñó la importancia de comprender lo que sentimos para trabajar con ello. Fue la mejor clase de inteligencia emocional en el mundo.

2016: Zootopia

Zootopia retrató un tema sensible en la actualidad: el racismo. Disney tuvo el talento para demostrar de manera indirecta los efectos negativos de la discriminación y los prejuicios. «No juzgues un libro por su portada», o en este caso: «no subestimes a una policía sólo por ser una coneja adorable».

2017: Coco

Un pedazo de México fue llevado a todo el mundo cuando Coco se estrenó en 2017. La celebración de Día de muertos fue un motivo para que el público proveniente de diferentes países y culturas recordara a los seres queridos que ya no están entre nosotros. De nuevo, Pixar y Disney inundaron los cines de lágrimas.

Te interesará saber: