pop

Conoce la cinta de Cannes que está a punto de llevar a su directora a prisión

copy of enlaces mx 71
Getty Images

Una de las figuras más prometedoras del Festival de Cannes de este año ha sido la directora keniana Wanuri Kahiu. Su proyecto estrella durante este evento fue Rafiki, una historia que relata el romance de dos mujeres cuya ideología política es diferente.

Tras la gran sonrisa de la cineasta se esconde cierta preocupación, ya que Wanuri podría ir a prisión en su país natal por la temática que trató con la cinta.

A través de su cuenta de Twitter, Kahiu confirmó que su película no será proyectada en Kenia ya que según el comité de clasificaciones de aquel país este filme "avala" la homosexualidad, lo que es considerado un delito grave.

«Lamento profundamente informar que nuestra película RAFIKI ha sido prohibida en Kenia. Creemos que los adultos kenianos son lo suficientemente maduros y perspicaces como para ver contenido local, pero se les ha negado ese derecho. #Cannes2018 #AKenyanFirst».

copy of enlaces mx 70
Getty Images

De izquierda a Derecha: Sheila Munyiva y Samantha Mugatsia, protagonistas de Rafiki. Wanuri Kahiu, directora de la película.

¿Por qué la película es considerada "ofensiva" en Kenia?

Con legislaciones altamente apegadas a la religión, la comunidad LGBTTTI+ continúa teniendo graves problemas de discriminación y repudio en el continente africano. En Kenia el artículo 165 del Código Penal establece que cualquier acto que incite de manera directa o indirecta las relaciones amorosas entre personas del mismo sexo puede ser sancionado con hasta 14 años de prisión. Sobra hablar de los derechos de esta comunidad: no existen tales.

Aunque nada le ha arrebatado el honor y la alegría a Kahiu, se dice dispuesta a enfrentar un juicio. Una acción concreta que tomó en días recientes fue un llamado a quienes la apoyan en su país, pidió que nadie descargue ilegalmente la película, ya que pueden complicar su situación con la justicia.

copy of enlaces mx 72
@mckenzie_ale/@ohunica/TW

Wanuri ha defendido su proyecto afirmando que la cinta no es una provocación ni un "acto de rebeldía", reitera que la historia está basada en el libro Jambula Tree, una novela de la escritora ugandesa Monica Arac de Nyek.

Kahui se ha distinguido a lo largo de su carrera por luchar contra los estereotipos africanos. La directora criticó la visión generalizada que se tiene de África como "un continente enfermo y deprimido", incluso visto así por parte de las ONGs.

Hablando en específico de esta cinta, resalta un detalle:

«Me parece importante contar historias de amor que tengan lugar en África, porque no tenemos costumbre de ver a africanos enamorados en el cine».

La historia de Rafiki, además de ahondar en el amor entre dos mujeres completamente opuestas, retrata todos los tabúes aún presentes en la sociedad africana respecto a la homosexualidad, dando un toque de crítica, pero a la vez, un mensaje esperanzador para la comunidad.

Esta cinta representa toda una premisa para que se tome conciencia a nivel mundial sobre los derechos humanos, con el tiempo, esperamos que se convierta en un clásico que marque el inicio de más libertades individuales. Mira aquí el tráiler:

Ve también: