pop

Avengers: Infinity War, todas las películas de Marvel en una sola: la más épica e intensa

avengers infinity war 0
Marvel

Avengers: Infinity War no es una película.

Sí, se proyecta en los cines, tiene un guion y actores que lo interpretan, y directores que filman y narran una historia, pero es también, y sobre todo, otra cosa diferente.

Su historia no es un simple argumento que se plantea y se resuelve en dos horas y media, y sus personajes son mucho más que meros personajes en una película.

Más que una película es un evento, y uno sin precedentes en la cultura popular, que sólo puede ocurrir así como lo hizo: como resultado de una franquicia construida por diez años y con casi veinte películas conectadas entre sí por diversas ramas.

No hay grandes spoilers sobre la trama de Avengers: Infinity War pero sí algunos detalles de la historia que tal vez prefieras no conocer; lee bajo tu propio riesgo si no la has visto.

Un blockbuster como ningún otro

avengers infinity war
Disney

En la sala donde vi la película había público de todo tipo y todas edades, esperablemente.

Geeks que leyeron los cómics de Marvel, treintañeros que vieron Iron Man cuando todavía eran veinteañeros, chicas que aman a los tres Chris, niños que compran los juguetes de los Avengers, padres que van a acompañarlos, millennials que no quieren quedar por fuera del fenómeno...

Estábamos con Juanpa y Max, mis dos compañeros de Vix, es decir, éramos tres personas a las que les pagan, entre otras cosas, por saber qué son exactamente las Gemas del Infinito y por qué Thanos las quiere; a nuestra izquierda estaban con su papá dos niños, uno de, digamos, 10, y otro de aproximadamente 6.

El hermano mayor le explicaba al menor algún detalle sobre las Gemas del Infinito, le señalaba algún easter egg, le recordaba cosas que habían ocurrido en películas anteriores; guiaba a su hermano a través de Infinity War (la sala estaba colmada y era de por sí muy ruidosa, por lo que no me resultó molesto sino más bien simpático).

Nosotros, los tres adultos al lado de los niños, aunque no lo dialogamos ni lo expresamos en voz alta, estábamos realizando el mismo ejercicio mental que el chico de 10, y por transitiva, que su hermano de 6 durante la película, y disfrutándola esencialmente por las mismas razones.

infinity war trailer thor 6
Marvel Studios

No es la primera vez que un blockbuster, por definición un entretenimiento familiar, llega a un público masivo de todas las edades (basta pensar en Star Wars, a la que tanto le debe el MCU), pero sí es la primera vez que esto ocurre a este grado, a tal escala, y que genera un involucramiento y una dedicación activa por parte de todo el público, sostenido a lo largo de mucho tiempo, de uno y otro lado de la pantalla.

Avengers: Infinity War es un premio a ese involucramiento y a esa dedicación prolongada, y es muy improbable que alguien se sienta defraudado con la película.

Cuando más es más

infinity war tony star lord
Marvel Studios

La película se siente como una suma, una acumulación de todo lo que hubo antes.

Conceptual o cualitativamente no tiene nada nuevo, lo diferente es la escala en la que todo sucede y el alcance de la historia, que nos lleva por todos los escenarios conocidos de ese vasto Universo cinematográfico de Marvel.

La premisa es muy sencilla y ya conocida: Thanos, largamente anunciado y presagiado, finalmente hace su aparición e intenta, en persona y con algunos nuevos y poderosos esbirros, reunir las diferentes Gemas del Infinito que han sido esenciales en varias películas anteriores, para tener el dominio absoluto del universo.

Esto demanda la atención y la acción defensiva de todos los superhéroes que existen y hemos visto.

La trama resulta fácil de seguir pese a la multitud de personajes y los diferentes escenarios, pero se va armando de modo que parece que estamos viendo muchas películas diferentes, pegadas una al lado de la otra: en un momento estamos viendo la secuela de Thor: Ragnarok, en otro la secuela de Doctor Strange y Iron Man 3, en otro la de Spider-Man: Homecoming y la de Capitán América: Civil War, y así.

robert downey jr como tony stark en avengers infinity war
© Disney. All rights reserved.

El tejido que une a todas ellas es una historia que por momentos depende demasiado de la casualidad y las ocurrencias no del todo justificadas, pero eso queda en un segundo plano ante lo entretenido que resulta ver la dinámica que se genera entre Doctor Strange y Tony Stark o entre Star-Lord y Thor, la entrada en acción de Peter Parker y Steve Rogers, o el surgimiento de un nuevo espíritu de camaradería y de trabajo en equipo entre personajes que nosotros ya conocemos pero se están conociendo entre sí.

Estas secuencias son, naturalmente, las que están cargadas de chistes, porque qué otra cosa vas a hacer si tienes por primera vez a Drax y Thor en un mismo lugar.

Nuevamente, la sensación de una unión no del todo orgánica y cohesiva entre diferentes películas surge, ya que estas secuencias alternan con aquellas en las que aparece Thanos y sus discípulos: la parte dramática y seria, aunque también la que se ocupa de entregar los mejores momentos de acción y pelea.

Thanos, como la película, es un villano que no difiere cualitativamente de los que vimos antes en el MCU, sino que se alza como una amenaza superior simplemente por la acumulación de poder y por su grandiosa ambición.

josh brolin thanos infinity war 3
Disney

Se puede decir que también sufre algunos de los problemas habituales de los villanos de Marvel, y es que sus motivaciones no siempre son particularmente convincentes o claras. Está claro que quiere dominar el universo y que en su misión ha aniquilado poblaciones enteras, lo que lo hace genuinamente temible y peligroso, pero las razones que lo mueven no terminan por encajar.

De todos modos, la película le hace justicia a todo lo que se anunciado y esperado el gran villano, y se hace tiempo para darle un arco narrativo propio muy interesante.

Eventualmente, se definen dos grandes escenarios de batalla, con características muy diferentes y distintivas pero a su modo igualmente emocionantes, épicos y llenos de sorprendentes giros, que sobre el final se unen.

Avengers: Infinity War no es técnicamente una película perfecta ni mucho menos, pero eso es casi circunstancial y poco importante en este contexto: no se puede juzgar sencillamente como una película.

Es un evento que cumple lo que promete, que entiende las razones de por qué un crossover de esta magnitud puede ser emocionante y así lo aplica, y que pese a ser la conclusión de una historia que hemos visto por una veintena de películas y con personajes con los que ya estamos familiarizados, se las arregla para poner nuevas cosas en juego y todavía sorprendernos.

Deja todo preparado para que Avengers 4 sea un evento todavía mayor, en todo sentido posible. Incluyendo el de la posibilidad de que las cosas salgan mal.