pop

John Wick 3 viaja a Japón y consigue a su gran villano

Niko Tavernise/Lionsgate

Un cachorro asesinado primero y una deuda pendiente después, arrastraron a John Wick de regreso a ese bajo mundo criminal que tanto quería dejar atrás. Desafortunadamente para él, esto significó hundirse todavía más en él, hasta alcanzar un punto en el que no hay retorno posible.

Al final del segundo capítulo, Wick escapa con un precio sobre su cabeza y la certeza de que decenas de sus ex colegas sicarios irán en su búsqueda. Adiós sueños de vida tranquila de jubilado.

John Wick 3 tendrá entonces, como mínimo, un aspecto novedoso: por primera vez John Wick se verá en una posición defensiva y no yendo al ataque.

«Diles a todos los que vengan, a quien sea que venga» le dice a Winston (Ian McShane) en la última escena del Chapter 2, «que los mataré... los mataré a todos».

¿Un viaje a Japón?

keanu reeves hiroyuki sanada 47 ronin
Universal Pictures

Esta premisa permitirá a John Wick 3 explorar también nuevos escenarios, con el sicario excomulgado moviéndose por el mundo para evitar ser asesinado.

Según algunos reportes, las locaciones de rodaje de la película van desde Marruecos y Jordania hasta España.

No ha sido confirmado que Japón sea una locación de rodaje para John Wick 3, pero sí que el principal antagonista de la película será el líder de un sindicato del crimen japonés.

El villano será interpretado por Hiroyuki Sanada, actor con una extensa trayectoria en su país y con destacadas apariciones hollywoodenses, incluyendo The Last Samurai, Rush Hour 3, The Wolverine y 47 Ronin, en la que compartió elenco con Keanu Reeves.

hiroyuki sanada 47 ronin
Universal Pictures

Se ha dicho que la tercera parte explorará más a fondo ese misterioso directorio de líderes criminales internacionales al que llaman High Table, el que expulsó a John Wick de sus filas por romper la regla de no «hacer negocios» (asesinar) en las instalaciones del Hotel Continental, que sirve como fachada a la organización.

El criminal japonés interpretado por Hiroyuki Sanada será presumiblemente el representante de la yakuza en la mesa.

Pero definitivamente representa también la posibilidad de situar la acción en Japón y profundizar la estrecha conexión que la saga John Wick mantiene con lo oriental.