pop

7 razones por las que una película se vuelve de culto

Hablar sobre las llamadas «películas de culto» suele ser un tema un tanto complejo ya que no muchos saben exactamente qué es propiamente una película de culto, o porque un film adquiere dicho mote. Hay personas que erróneamente emplean el término para referirse a los films Clase B (películas comerciales de bajo costo), pero esa definición es desacertada.

Apelando a una definición sencilla (y quizás algo redundante), una película de culto es aquel film que genera culto, que se vuelve apreciada por un número indeterminado de personas. Todos tenemos una película favorita que hemos visto un centenar de veces y, seguramente, veremos un centenar más; eso es el CULTO.

Las causas o motivos para que esto ocurra son varias; y a continuación te presentamos siete ejemplos de las más comunes:

1. Es poco conocida

Paramount Pictures

Una película puede contar con el apoyo de una productora reconocida la cual es la que se encarga de promocionarla a fin de lograr atraer público, pero a veces ni siquiera eso logra que un film sea reconocido. Seguramente pueden pensar en al menos tres películas que conozcan ―o de las que han escuchado hablar― pero que no han visto ni les interesa hacerlo. Esto también funciona en la otra dirección: cuando una película no tiene la promoción que se merece y pasa desapercibida por el público. Aquellos que la descubran y disfruten se volverán parte de su culto simplemente por recomendársela a amigos o familiares que aún no la han visto.

Ejemplos: The Warriors (1979) fue una película acusada de inducir a actos de violencia y vandalismo, por lo que Paramount detuvo su campaña y la retiró de varios cines. Varios décadas más tarde, y principalmente gracias al éxito del videojuego desarrollado por Rockstar Games en 2005 que se basaba en el filme, el mismo fue redescubierto por toda una nueva generación.

2. Es de bajo presupuesto

Hablamos del costo de producción o el formato. Cuando una película es realizada con poco dinero eso puede notarse en el nivel visual, incluso en el nivel interpretativo ya que los actores pueden ser inexpertos o no ser actores en absoluto. Todo eso importa poco si la película es entretenida y tiene una idea original y fresca.

En casos como este, muchos espectadores precisamente apoyaran el film por el simple hecho de percibir el empeño que se puede ver en la pantalla, algunos otros lo verán como un signo de rebeldía en contra de las megaproducciones hollywoodenses, detectando un mayor valor intrínseco en una película de bajo costo con actores desconocidos.

Ejemplo: The Evil Dead (1981), una película de terror absurdo comparable en muchos aspectos al género explotation dada su gran carga de violencia gratuita, sexo y humor negro, lo que causó que fuese censurada en varios países de Europa, donde solo se podía ver de manera clandestina. Su secuela, Evil Dead II (1987) es una reinterpretación del guion con mayor presupuesto.

3. Es poco apreciada por la crítica

Ocasionalmente, los críticos especializados buscan señalar a una película como «la peor del año»; esto puede aplicarse prácticamente a cualquier clase de producción, ya sea de alto o bajo presupuesto cuando sus respectivos guiones o historias fueron consideradas fracasos.

Pero también se dan casos de películas que simplemente fueron pasadas por alto para enaltecer otro film que salió en la misma época. Esto sucede mucho con las grandes producciones que son opacadas por otro éxito pero después terminan siendo reconocidas por el público tras su visionado de manera privada o por su transmisión televisiva. Volviéndose éxitos de culto.Ejemplo: The Shawshank Redemption(1994) es hoy un clásico de culto y considerada por muchos espectadores e historiadores del cine una de las mejores películas de la historia. Sin embargo la critica la dejó de lado el año de su estreno a fin de alabar a la igualmente exitosa Forrest Gump (1994), la cual arrasó en la entrega de los Oscar.

4. Es una revelación

Una película puede volverse de culto al ser considerada «adelantada a su época», lo que puede entenderse como películas casi experimentales al exponer escenas nunca antes vistas o por plantear técnicas narrativas revolucionarias. En la mayoría de los casos, es cuando tiene algo inusual —ya sea en su trama o construcción visual— que se considera fantástico.

Esta clase de películas son las que resultan poco exitosas en su época de estreno ya que muchos espectadores todavía no están preparados para la idea que plantean en sus guiones. Paradójicamente, dichas ideas se vuelven exitosas cuando son empleadas en películas posteriores.

Ejemplo: Dark City(1998) es un thriller de ciencia ficción donde toda una ciudad es parte de un enorme experimento llevado a cabo por una especie extraterrestre que noche tras noche altera los recuerdos y la realidad de sus habitantes con el poder de sus mentes, hasta que aparece un humano que puede salirse de ese control por sí solo. Premisa similar a la deThe Matrix (1999).

5. Es «rara»

Ya llegando al final de la lista, esta es una de las principales causas de que una película se convierta en objeto de culto, cuando su trama, su estética o alguno de sus componentes le da el carácter de extraño, o como se suele decir: bizarro. Los motivos varían según el género, el contenido y el trasfondo de la obra, y van desde una búsqueda de historias frescas y originales para buscarle los más elaborados significados filosóficos, críticos o paródicos, hasta la simple y amena postura de mirar la película con un grupo de amigos, con el único fin de reírse de ella.

Cada espectador cultista lo aprecia a su manera.

Ejemplo:Naked Lunch (1991), una adaptación de una novela homónima de William S. Burroughs, la cual era considerada «imposible de filmar» debido a lo abyecto de su historia, la cual involucra sexo y consumo de drogas en cantidades casi ridículas. Dirigida además por David Cronenberg, un director para quien no son algo nuevo las películas extremas.

6. Es controversial

Son esas películas que hacen que el espectador se replantee lo que debe y no debe ver en la pantalla. Son películas que causan estupor, desagrado o asco; pero al mismo tiempo muchos sienten admiración hacia el realizador por atreverse a romper tabúes.

Estas películas se convierten en objetos de culto hasta que «aquello» que la hace controversial (ya sea la historia, el contenido, el mensaje o la estética) se vuelva algo para lo cual los espectadores ya están preparados. Lo que podría compararse con las películas de terror de los años 50 y las actuales. El público de esa época nunca podría asimilar el tipo de material que se maneja actualmente.

Ejemplo: Pink Flamingos (1972), considerada una de las películas underground más controversiales de la historia al incluir escenas donde se realizaban diferentes actos perversos de tinte sexual y escatológico. Su protagonista, Divine, se trataba de un actor transformista obeso que realizaba actos grotesco en señal de rebeldía en contra de la sociedad. 

7. Es MUY mala

La principal razón por la que una película se puede convertir en objeto de culto es precisamente porque todo en ella simplemente no funciona: su premisa es ridícula, sus actuaciones son pésimas, sus efectos (en caso de tenerlos) son risibles y el simple hecho de verla puede resultar ofensivo al buen gusto.

¿Por qué se vuelve de culto una película de estas características? Nadie tiene la respuesta definitiva, todo depende de cada espectador. Estadísticamente hablando, puede darse el caso de que haya personas que gusten de aquello que la mayoría considera ofensivo; esa es la mera base de lo que catalogamos como «culto». No es una cuestión lógica, sino emotiva. 

Ejemplo:Troll 2 (1990), una secuela que poco tiene que ver con su predecesora. Una película de terror sobre un pueblo en donde habitan secretamente un clan de goblins que convierten a los humanos en plantas para comérselos. Esta película es tan mala que incluso se realizó un documental donde se analiza el culto que ha generado a pesar de su (escasa) calidad.

¿Cuál es tu película de culto favorita?