pop

Men in Black: una mentira piadosa hizo que Will Smith acabara siendo protagonista

Men in Black 3
Sony Pictures

Ya han pasado 20 años desde el estreno de los líderes de la organización secreta que controlan a los alienígenas en la Tierra. Men in Black es una de las películas de ciencia ficción más populares, de esas que podemos ver una y otra vez sin cansarnos. Will Smith y Tommy Lee Jones encarnaron a los protagonistas, y después de ver la película y sus dos secuelas, es imposible imaginar a alguien más en su lugar. 

Pero, ¿sabías que Will Smith no era el candidato original a protagonista? Así lo reveló el director, Barry Sonnenfeld, que tuvo que que mentir para lograr que su candidato (Smith) ganara el puesto. 

El favorito de Sonnenfeld

men in black alienigenas entre nosotros 1
Columbia Pictures

El director reveló recientemente al Haffington Postque Smith no era la primera opción para el papel del Agente J, ni tampoco la segunda. Los candidatos para protagonizar a la dupla protagonista eran nada más ni nada menos que Chris O'Donnell y Clint Eastwood, como Agente J y K respectivamente. Realmente dos pesos pesados. 

El productor Steven Spielberg estaba decidido en que O'Donnell tenía que tener el papel, y otros integrantes del equipo tenían en mente a Eastwood. El asunto es que la visión perfecta la tuvo Sonnenfeld, quien desde el primer momento quiso que Jones y Smith fueran los protagonistas, y si bien consiguió que el primero fuera fichado enseguida, las cosas se complicaron con el otro papel. 

chirs odonnell
Toby Canham/Getty Images

Así fue como el director llegó a reunirse con O'Donnell y no se le ocurrió nada mejor que decirle una pequeña mentira, y así alejarlo del proyecto sin que pareciera que alguien intervino:

«[Spielberg] me dijo que cenara con Chris y lo convenciera para estar en la película. Pero yo quería a Will Smith, así que le dije a Chris que yo no era muy buen director y que no creía que fuese un buen guion, así que si tenía otras opciones, no debería aceptar estar en Men in Black. Al día siguiente nos dijo que no estaba interesado».

¡Juego sucio! Pero no tenemos nada para reclamarle, ya que de no ser por eso no habríamos visto al increíble dúo en pantalla, y probablemente el éxito no hubiese sido el mismo. Me pregunto qué pensará O'Donnell de esta artimaña que lo sacó de una cinta que estaba condenada al éxito. Creo que no debe estar muy contento...