pop

Los mejores musicales del cine desde 1939 hasta nuestros días

sweeney todd
Warner Bros.

Imagina que pudieras expresar cada sentimiento con una canción. Que de la nada empiece a sonar la música y quienes estén alrededor bailen y canten en algo que parece perfectamente coreografiado, aunque es el resultado de la más pura «improvisación».

Supongo que la mayoría hizo gestos de desaprobación con la idea del primer párrafo, porque lo cierto es que los musicales no son para todos. Mucha gente los rechaza, precisamente por la idea de ver a los actores cantando a cada momento.

Pero, te gusten o no, existen y han marcado un hito en la historia del cine. Forman parte de una época dorada deHollywood y, aunque fueron disminuyendo con el paso de los años, cada cierto tiempo el séptimo arte nos sorprende con una nueva película musical.

Si eres amante del cine, estos son los musicales que no te puedes perder: desde The Wizard of Oz(1939) aLa La Land (2016).

The Wizard of Oz (1939)

Dorothy, sus zapatillas rojas, el camino de ladrillos amarillos y una aventura en compañía del león cobarde, el hombre de hojalata y el espantapájaros.

La historia está basada en una novela infantil. Judy Garland interpretó el papel principal de una rebelde chica de Kansas, quien es arrastrada por un tornado hasta la tierra de Oz, donde aprenderá que no hay lugar como el hogar.

Singin’ in the Rain (1952)

Considerado el mejor musical de todos los tiempos por AFI, todos conocen la escena de GeneKelly cantando bajo la lluvia, emocionado por haber tenido ese momento con una dulce acompañante.

La historia gira en torno a la industria del entretenimiento en tiempos en los que el cine mudo pasó al hablado.

West Side Story (1961)

Inspirada en Romeo y Julieta,West Side Story se sitúa en Nueva York y narra la historia de amor entre Tony, un exmiembro de losJets, y María, hermana de los Sharks, banda rival a la de su amado.

Además, trata el conflicto de los portorriqueños, quienes quieren formar parte de Estados Unidos pero no son totalmente aceptados por su cultura latina.

My Fair Lady (1964)

Audrey Hepburn se robó el corazón de todos como Eliza Doolitle, una chica de clase baja que aprende a hablar como una aristócrata y pasar como miembro de la alta sociedad.

Mary Poppins (1964)

¿Quién no ha intentado cantar supercalifragilísticoespialidoso? ¿Quién no ha intentado curarse con una cucharada de azúcar? ¿Quién no ha intentado volar con una sombrilla? Bueno, esa última está un poco fuera de lugar.

Mary Poppins es la niñera que todos quisimos tener: dulce, graciosa y llena de trucos mágicos.

The Sound of Music (1965)

Un año después de interpretar a Mary Poppins, Julie Andrews se metió en la piel de la hermana María en una historia inolvidable y capaz de tocar el corazón de cualquiera.

La novicia María es enviada a probar la vida fuera de la abadía como niñera de la familia Von Trapp, encabezada por un hombre agrio que trata a sus hijos como miembros del ejército.

María se roba el corazón de los Von Trapp y, cuando el amor parece ser suficiente, la Segunda Guerra Mundial pone en riesgo a Austria y a quienes no apoyen a Hitler.

Fiddler of the Roof (1971)

Adaptada de una obra de Broadway, la historia gira en torno a un hombre judío que intenta mantener a sus 5 hijas en la fe, algo difícil cuando una de ellas se enamora de un hombre no judío.

Cabaret (1972)

Con LizaMinelli aprendimos que la vida es un cabaret. Ocho óscars ganó este romance musical en una Berlín pre-Nazi, en la que la protagonista termina envuelta en un triángulo amoroso entre un académico británico y un oficial alemán.

The Rocky Horror Picture Show (1975)

Cuando estrenaron este musical, todos se preguntaron en qué demonios pensaban los escritores y productores. Pero el tiempo la redimió: se volvió una película de culto que aún se presenta en cines, con la audiencia participando a cada momento.

Brad y Janet son una pareja normal que decide casarse. Quieren darle la buena noticia al hombre que los presentó, pero termina entrando a la mansión del Dr. Frankenfurter un transexual que crea un hombre perfecto para su placer, sin contar a los otros personajes extravagantes.

Grease (1978)

JohnTravolta y OliviaNewton-John se convirtieron en las estrellas de la época por esta película musical sobre un estudiante rebelde que se enamora de una niña buena, aunque la presión social de ser un «mujeriego» daña todo.

Moulin Rouge (2001)

Centrada en el Paris bohemio del siglo XIX, este jukebox narra la historia de amor entre una cortesana y un pobre escritor.

Chicago (2002)

Velma y Roxie Hart son 2 presas que luchan por acaparar la atención de la prensa, los reflectores y el único abogado que podrá salvarlas.

Sweeney Todd: The Demon Barber of Fleet Street (2007)

Tim Burton dirige un musical. Visto así, la cosa pudo ser desastrosa, pero el resultado es magistral. BenjaminBarker era un barbero acusado injustamente por un juez, en su juego para separarlo de la mujer que ama.

Años después regresa convertido en SweeneyTodd, un hombre dispuesto a vengarse y que se apoya en Mrs.Lovett, una cocinera infatuada por él. Juntos llevarán el negocio perfecto: él matará y ella usará la carne en sus preparaciones.

Hairspray (2007)

Tracy es una adolescente con sobrepeso que sueña con bailar en el programa de televisión local más famoso y, a pesar de lo que todos creen, sí que sabe moverse.

Tras logar el ansiado papel, pone sus ojos en otra meta: la integración racial en la televisión.

Les Miserables (2012)

Jean Valjean es un exconvicto con un karma: Javert, un carcelero que lo persigue. En la película vemos cómo el hombre recompone su vida para luego ocultarse por su bien y el de Cosette, una pequeña huérfana que rescató. Todo esto en plena Revolución Francesa.

La La Land (2016)

Una aspirante a actriz y un amante del jazz luchan por lograr sus sueños en Los Ángeles.

¿Nos faltó alguno? ¿Qué musical agregarías a este listado?