explora

7 mujeres que cambiaron al mundo con sus inventos: sin Hedy Lamarr no habría Wifi

cientificas mujeres
Morsa Images/ Getty Images

Es común escuchar nombres de hombres cuando se habla de ciencia e inventos tecnológicos. Por ejemplo, seguramente sabes quién es Thomas Alva Edison, Einstein o Leonardo da Vinci.

Sin embargo, a lo largo de la historia las mujeres han sido relegadas en ese ámbito, y tal vez no conoces a ninguna inventora. Pero sin mujeres como Hedy Lamarr, gracias a quien existe el Wifi y el GPS, el mundo no sería como lo es actualmente.

Aquí una lista de 7 inventoras y científicas que cambiaron la historia con sus descubrimientos.

wifi celular
ipopba/ Getty Images

Mary Anderson: Limpiaparabrisas

Hoy en día es posible que manejes un carro viendo a través de la lluvia gracias a esta mujer. Según el programa Lemelson MIT, del Instituto de Tecnología de Massachusetts, no se sabe mucho sobre Mary Anderson, más que su invento.

A principios de 1900 la lluvia y la nieve no era algo que preocupara a los conductores. En 1903 Anderson iba abordo de un tranvía en Nueva York, estaba nevando y el chofer tenía las ventanas abajo para sacar la mano y limpiar el parabrisas.

Anderson comenzó a idear su invento, el cual consistía de una palanca operada desde el carro que activaba un brazo de goma. Cuando los autos se volvieron más comunes a mediados de 1910, este invento ya estaba integrado.

limpiaparabrisas carro
Malkovstock/ Getty Images

Letitia Mumford Geer: Jeringa

Las jeringas son un aparato ampliamente utilizado en la medicina, indispensable para introducir algunos medicamentos al cuerpo humano. Fueron inventadas hace siglos, existen registros de su uso en el siglo I en Roma.

A principios de 1800 se utilizaban algunas rudimentarias que debían ser manejadas con dos manos por su tamaño, una para inyectar y otra para sostenerla. En 1899 la estadounidense Letitia Mumford Geer patento una jeringa más pequeña, lo que facilitaba su uso.

jeringa inyeccion
Alernon77/ Getty Images

Stephanie Kwolek: Kevlar

La norteamericana Stephanie Kwolek trabajaba en la empresa de químicos y fibras sintéticas DuPont como química, ahí se le solicitó buscar fibras capaces de funcionar en condiciones extremas, según el Science History Institute de Filadelfia.

A mediados de 1960 Kwolek descubrió un polímero al que llamaría Kevlar, una fibra más fuerte que el acero. Con ella se produjeron los chalecos antibalas y actualmente también se usa para cables.

chaleco antibalas
MishaBeliy/ Getty Images

En 1994 Kwolek fue incluida en el Salón de la Fama de los Inventores de Estados Unidos, la cuarta mujer de 113 miembros.

Hedy Lamarr: Comunicación inalámbrica

La vida de esta actriz e inventora fue como de película. Cuando tenía 16 años fue descubierta por el director Max Reinhardt y comenzó a actuar. En 1933 se casó con el nazi Fritz Mandl y gracias a sus conexiones aprendió sobre armamentos.

Huyó unos años más tarde a Londres para llegar a Hollywood. En Estados Unidos conoció a George Antheil, con quien inventaría un sistema de comunicación inalámbrico para torpedos a través de radio frecuencias.

Su invento fue ignorado durante la Segunda Guerra Mundial, pero más tarde fue utilizado como la base de tecnologías inalámbricas como el Wifi, el GPS y el Bluetooth.

hedy lamarr 0
Keystone / Getty Images

Katharine Burr Blodget: Cristales Anti-reflejantes

En 1918 Katharine Burr Blodget obtuvo su maestría en física en la Universidad de Chicago y, más tarde, al final de ese año, se convirtió en la primera mujer en ser contratada en la compañía General Electric, de acuerdo al Science History Institute de Filadelfia.

Ahí trabajó junto con el químico Langmuir en experimentos moleculares aplicados a metales y cristales. Ella inventó un cristal invisible al sumergir un metal al agua cubierto con un aceite.

Este descubrimiento más tarde fue utilizado para crear los cristales anti-reflejantes que actualmente se usan en cámaras, computadoras, lentes y parabrisas.

Melitta Bentz: Filtro de café

Hace más de 110 años, Melitta Bentz registró el filtro de café en la Oficina de Patentes Imperial de Berlín, gracias al cual puedes prepararte fácilmente una taza de café actualmente.

La madre de tres hijos comenzó usando una copa agujerada para filtrar su café y más tarde se le ocurrió usar el papel del cuaderno de su hijo. En 1908 patentó su invento y después abrió su propia compañía.

Helen Free: Tiras reactivas de orina

En 1956, la química Helen Free y su esposo Alfred Free inventaron las tiras reactivas de orina que se utilizan para el monitoreo de diabetes al detectar la glucosa.

Estas tiras reaccionan químicamente al entrar en contacto con la orina y siguen siendo utilizadas en los laboratorios del mundo.

analisis orina tiras reactivas
Lothar Drechsel/ Getty Images

También te puede interesar: