explora

Todo lo que creías está mal: las olas no llegan a la costa, es al revés

mirar el mar puede cambiar tu cerebro
SibFilm vía Shutterstock

Las mareas son un fenómeno natural que ha fascinado a la humanidad desde hace siglos y la explicación científica podría cambiar todo lo crees sobre ellas hasta el momento.

como seria la vida en la tierra sin la luna
kdshutterman/Shutterstock.com

El movimiento de los océanos, usualmente, es atribuido a la posición lunar respecto a la Tierra; sin embargo, no es el único motivo de la formación de las olas.

Según el científico Neil deGrasse Tyson, la Tierra se encuentra dentro de una protuberancia de agua en cada uno de sus extremos y la rotación del planeta ocasiona el movimiento de los océanos dentro de esa esfera.

Sai Yeung Chan/Shutterstock

Al girar, el planeta atraviesa la protuberancia y, dependiendo de la posición de la Tierra, el mar crece o disminuye.

En realidad el mar siempre se encuentra en el mismo lugar, pero es la costa la que gira. Así se crea la ilusión óptica del agua acercándose a las cosas en la playa, pero en realidad sucede al revés.

ola 3
Longjourneys/Shutterstock

El agua de la Tierra es atraída por la fuerza gravitacional de la Luna y del Sol. Es decir, el astro y el satélite son responsables de jalarla en lugar de aventarla y mantienen a los mares en su lugar.

¿Qué sucede con las mareas?

La creencia popular indica que la marea alta es ocasionada por la Luna llena, pero ahora sabemos que el Sol también juega un papel importante en el movimiento de los océanos.

La Luna tiene más influencia gravitacional por su cercanía al planeta; sin embargo, el Sol también genera sus propias olas.

3%20maravillas%20naturales%20en%20Hawaii
Songchai Wongpiriyaporn - RF - Thinkstock

Lo que sucede con las mareas altas es que la Luna y el Sol están alineados, cada uno, en un extremo de la Tierra.

Esto ocasiona que el agua de ambos lados del planeta sea atraída por los cuerpos en el espacio y por eso se forma la marea alta.

luna llena 0
Photo by Guzmán Barquín on Unsplash

La marea alta coincide con la Luna llena por su posición opuesta al Sol, pero la fuerza gravitacional es la misma sin importar la fase del satélite.

En caso contrario, cuando la Luna se encuentra a 90º respecto al Sol, se forma la marea baja porque la atracción gravitacional cancela el movimiento del agua.

Las olas detienen la rotación

Las olas y las mareas son más importantes de lo que pensamos pues el planeta gira más rápido en su propio eje que la Luna alrededor de él.

Al moverse la Tierra, el mar también lo hace, pero la Luna lo detiene con su fuerza gravitacional.

china encontro sustancia rara gelatinosa en la luna
Dotted Yeti / Shutterstock

Aunque es un fenómeno casi imperceptible, sin la fuerza gravitacional de la Luna, la Tierra se movería más rápido. La vida como la conocemos sería diferente porque los días serían más cortos y las corrientes de aire más fuertes.

¿Por qué solo sucede en el océano?

Todo el planeta está sujeto a la fuerza gravitacional ejercida por la Luna; sin embargo, el movimiento es más notorio con la formación de olas porque el líquido es más propenso a verse afectado por esa atracción.

Eso no quiere decir que no se formen olas en las partes de la Tierra que no son océano, pero es un fenómeno casi imperceptible.

No te pierdas: