explora

Uno de los dinosaurios que vimos en 'Jurassic Park' era mucho más aterrador en la vida real

un dinosaurio de jurassic park era mucho mas aterrador en la vida real
Universal Pictures

El Dilophosaurus de Jurassic Park protagonizó una de las escenas más emblemáticas de la franquicia, pero sus características reales eran más aterradoras de lo que mostró la pantalla.

dilophosaurus jurassic park
Universal Pictures

A lo largo de los años, desde el estreno de Jurassic Park en 1993, los paleontólogos han hecho importantes descubrimientos sobre las características reales de los dinosaurios, que difieren con lo que fue mostrado en las películas.

Jurassic Park no pretende ser un documental de dinosaurios; sin embargo, hay quejas sobre las imprecisiones científicas de las criaturas, a pesar de haber acudido a un consultor científico de talla internacional.

steven spielberg in jurassic park 1993
Universal Pictures

Se sabe que Steven Spielberg cambió la apariencia de los dinosaurios para hacerlos más temibles y más fáciles de crear con la tecnología de los 90.

Sin embargo, apareció un dinosaurio que pudo haber sido mucho más grande y aterrador de que lo retrataron en la película: el Dilophosaurus.

En la cinta, el Dilophosaurus tiene un encuentro con Dennis Nedry, interpretado por Wayne Knight, en donde el dinosaurio extiende una cresta alrededor de su cabeza y avienta veneno para defenderse.

Al momento de hacer la película, existían pocos datos científicos sobre la apariencia real del Dilophosaurus y la cresta era solo una suposición. Esta se le agregó con fines narrativos.

Además de que no aventaba veneno y, hasta la fecha, no hay prueba científica de que lo hiciera, en la película era más pequeño que un humano, pero una nueva investigación dice lo contrario.

De acuerdo con el paleontólogo Adam Marsh, el Dilophosaurus era uno de los tres depredadores más grandes de Norteamérica durante el Jurásico temprano, hace 194 millones de años.

Según la investigación de Marsh, el dinosaurio medía 7 metros de largo; la mitad de un Tiranosaurio Rex; y pesaba 750 kilogramos. Además, tenía músculos fuertes y garras afiladas que le permitían atrapar presas con facilidad.

«El Dilophosaurus está claramente construido para ser un gran macropredador. Es un animal de cuerpo grande que fue construido para comer otros animales», explica el paleontólogo.

Respecto a la cresta, los fósiles que estudió Marsh sí tienen evidencia de ella, pero estaba encima de su cabeza y no alrededor de ella como mostró la película.

Se trataba de una cresta doble que, probablemente, era colorida y servía para rituales de cortejo o para ahuyentar enemigos, como los cuernos de un ciervo en la actualidad.

Según Marsh, conocer las características reales del Dilophosaurus ayudará a entender la evolución de los depredadores de la última era de los dinosaurios, como el Tiranosaurio o el Velociraptor.

No te pierdas: