explora

Un huevo descubierto en la Antártica podría dar respuestas a cómo era la vida marina hace 66 millones de años

huevo en la antartica podria dar respuesta de la vida marina hace 66 millones de anos
gorosan/Shutterstock.com

Un extraño fósil estuvo una década sin identificar y los paleontólogos por fin determinaron que se trata de un huevo de reptil marino de hace más de 60 millones de años.

dinosaurios acuaticos
Catmando/Shutterstock.com

En 2011, durante una expedición paleontológica en la isla Seymour, en la Antártica, un grupo de investigadores encontró un extraño fósil que no pudo ser identificado y bautizaron como ‘La Cosa’.

La isla Seymour es conocida por ser una zona rica en fósiles y porque es un lugar donde está establecido el límite K/P, el cual marca el fin del periodo Mesozoico y el principio del Cenozoico.

Instagram

El hallazgo quedó resguardado en el Museo de Historia Natural de Santiago y fue descrito como un fósil en forma de balón de futbol americano desinflado, de 29x20 centímetros, pero su origen era desconocido.

Anteriormente se creía que los reptiles marinos del Cretácico no ponían huevos, por lo que la idea de que fuera uno quedó descartada.

huevo fosil de la antartica
Cristian Becker/MNHN

Una nueva investigación determinó que La Cosa sí es producto de un animal gigante que habitaba en el océano hace 66 millones de años, pero es muy diferente a un huevo de dinosaurio.

Los investigadores usaron microscopios para ‘perforar’ las membranas y poder determinar que estaban frente a un huevo.

ilustracion de huevo fosil
Francisco Hueichaleo/MNHN

De acuerdo con los científicos, es uno de los huevos más grandes de los que se tiene registro y es similar a los huevos de lagartos y serpientes actuales, en versión gigante.

El parecido con las especies modernas indica que se trataba de una criatura ovovivípara; es decir, que el animal se desarrollaba dentro de la madre y el huevo eclosionaba inmediatamente después de ser puesto.

eclosion de mosasaurus
Francisco Hueichaleo/MNHN

El huevo dejó de ser nombrado La Cosa y recibió el taxón Antarcticoolithus bradyi; sin embargo, no pudieron determinar la especie a la que pertenecía.

Después de estudiar 259 especies de reptiles, los científicos llegaron a la conclusión de que se trataba de una criatura de más de 6 metros de largo, probablemente producto de un Mosasaurio o un dinosaurio marino todavía no identificado.

En la zona que se encontró el huevo también han sido hallados fósiles de Mosasaurios y Plesiosaurios; por lo que pudo pertenecer a una de las especies.

La forma arrugada y ‘desinflada’ del huevo era un enigma para los científicos, pero una investigación complementaria sugiere que en el pasado había huevos de cáscara blanda que evolucionaron con el tiempo.

embriones de dinosaurio revelaron similitudes con especies actuales
Universal Pictures

El descubrimiento podría abrir nuevas investigaciones de fósiles encontrados en el pasado y que en su momento no pudieron ser identificados.

banner ott 01 0
VIX

No te pierdas: