explora

Científicos dispararon contra un asteroide, pero no fue para poner a la Tierra a salvo

por que los cientificos le dispararon a un asteroide
Oliver Denker

Una nave espacial disparó contra una asteroide cercano a la Tierra, pero no fue para poner el planeta a salvo.

asteroide apofis fin del mundo
Alexys 3d vía Shutterstock

La Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón tiene en órbita la nave espacial Hayabusa2 y en 2018 descubrió el asteroide Ryugu, que se encuentra a 313 millones de kilómetros de distancia de la Tierra. Ryugu mide aproximadamente 900 kilómetros de ancho, es rocoso y seco.

En abril de 2019, Hayabusa2 fue programada para disparar un bola de cañón un poco más grande que una pelota de tennis contra el asteroide a través de un impactador de mano lleno de explosivos plásticos para formar un cráter en el asteroide.

asteroide apofis fin del mundo 5
Stephane Masclaux vía Shutterstock

Junto con el impactador, Hayabusa2 lanzó una cámara de video, que se quedó a menos de un kilómetro de distancia para registrar el proceso de detonación.

Casi un año después del impacto, los investigadores publicaron el resultado del estudio en la revista Science y otro artículo adicional en Nature.

asteroide tierra fin del mundo 5
Jurik Peter vía Shutterstock

El disparo formó un cráter de 10 metros de ancho sobre la superficie y el impacto formó una columna de material que fue capturada por la cámara. El resultado es un semicírculo asimétrico con un borde elevado. Los investigadores piensan que debajo del cráter había una roca más grande y por eso no se formó un círculo perfecto.

La columna de rocas que se formó al momento del impacto nunca se despegó de la superficie y, según la investigación, fue debido a la gravedad del asteroide.

asteroides cercanos a la tierra
klss / Shutterstock

El objetivo de hacer un cráter en el cuerpo celeste era estudiar la composición de materiales desprendidos del asteoride. La imágenes enviadas por la nave espacial revelaron una distribución de rocas oscuras y otras brillantes.

Los investigadores piensan que el asteroide está compuesto de dos tipos de materiales porque está formado de escombros de un cuerpo más grande que probablemente fue golpeado.

crater en asteroide
ONC-T

Las rocas del asteroide son una especie de meteoritos primitivos y el brillo de algunas podría indicar que contienen minerales como el olivino.

El estudio determinó que el asteroide está compuesto principalmente de material altamente poroso, el cual es rico en carbono y podría ser una evidencia de cómo se formaron los planetas del Sistema Solar; sin embargo, no hay una evidencia clara y es una especulación científica.

materiales en asteroide
ONC-T

Los meteoritos de carbono no llegan a la Tierra porque la atmósfera los destruye. El carbono también se encuentra en los planetesimales, material flotante que hace millones de años se convirtió en los planetas como se conocen hoy en día.

Hayabusa2 regresará a la Tierra a finales de 2020 y, si la misión es exitosa, será la primera nave en recoger muestras de un asteroide clase C, que es el tipo más común, pero no se han tenido fragmentos de ellos anteriormente.

Te podría interesar: