explora

Cuando muera el Sol, todo antes del cinturón de asteroides se hará polvo, según nuevo estudio

el sol destruira a los asteroides cuando muera
Miguel Regalado / Shutterstock

El Sol, la estrella de referencia de nuestro sistema planetario, hace posible que la vida en la Tierra florezca, pero será causante de una destrucción sin igual.

Poco antes de que nuestro Sol muera, su luz destrozará al cinturón de asteroides y lo convertirá en polvo, junto con otros cuerpos celestes pequeños del Sistema Solar.

La luz de una estrella moribunda es tan intensa que reduciría los asteroides a algo menos que polvo, de acuerdo con un nuevo estudio que indica que no solo sucederá con nuestro Sol, sino con todas las demás estrellas del universo.

La destrucción del cinturón de asteroides por la energía del Sol en sus últimos momentos ocurrirá en aproximadamente 5 o 6 mil millones de años.

corona solar
Pixus / Shutterstock

Esta destrucción será producida por la radiación electromagnética, en un efecto conocido como Yarkovsky-O'Keefe-Radzievskii-Paddack (YORP), nombrado así por los cuatro científicos que contribuyeron a descubrirlo. El efecto YORP sucede cuando el calor de una estrella cambia la rotación de un pequeño objeto cercano, como un asteroide.

El asteroide absorbe la energía proveniente de la luz de la estrella, calentándose a tal grado que ésta se abre paso a través de la roca y se expande nuevamente como radiación térmica.

Esta energía emite una fuerza de empuje, si es por cortos periodos de tiempo realmente no afecta mucho, pero en periodos más largos puede provocar que el asteroide cambie su eje. La caída de los asteroides es un claro ejemplo de este proceso, pero a medida que el Sol envejece, el efecto es más pronunciado.

Cuando una estrella con las características de nuestro Sol alcanza sus etapas finales, entra en una fase conocida como "rama asintótica gigante", donde crece muchas veces su volumen regular y su brillo aumenta mucho.

Esa etapa solo dura unos cuantos millones de años, apenas el suficiente para que expulse el material que la compone, para luego colapsar en una estrella muerta llamada "enana blanca". De acuerdo con el articulo de investigación, el Sol entrará en esa etapa dentro de unos 5 mil o 6 mil millones de años.

El astrofísico Dimitri Veras, de la Universidad de Warwick, afirma que cuando una estrella llega a la etapa de rama gigante, su luminosidad alcanza un máximo de entre mil y 10 mil veces la luminosidad de nuestro Sol.

enana blanca descubrimiento futuro sistema solar 2
sciencepics vía Shutterstock

En ese proceso, la estrella se convierte en una enana blanca del tamaño de la Tierra, y el efecto YORP se presenta en la primera etapa de la rama gigante, pero es inexistente después de todo el cambio.

Entre más luminosa sea la estrella, el efecto YORP también aumentaría, y debido a que la mayoría de los asteroides no son densos sino más bien un conglomerado de rocas, serían eliminados.

La investigación señala que el efecto YORP modificaría a los asteroides de más de 200 metros de ancho , lo suficiente para hacer que se fracturen y se desintegren. La desintegración no le sucedería a los objetos con mayor tamaño, como los planetas enanos.

De todas maneras, cuando algo le suceda al Sol será cuestión de tiempo para que todos los planetas, sin importar su tamaño, sufren catástrofes que modifiquen sus condiciones para siempre.

Échale un ojo a esto: