explora

Científicos crean nuevas luces LED hechas con bacterias

bacteria de e coli
Maxx-Studio / Shutterstock

Las lámparas LED consisten en un chip emisor azul y un filtro óptico hecho de fósforos inorgánicos y otros minerales que transforman la luz azul en la luz blanca a la que estamos acostumbrados.

En la actualidad, la luz LED es una de las alternativas ecológicamente eficientes por su gran ahorro energético, pero su producción es muy cara en comparación con otras tecnologías.

luces led
Volodymyr Plysiuk / Shutterstock

Además, el filtro no convierte eficientemente la luz azul, lo que ocasiona serias implicaciones en la agudeza visual de los niños y problemas de sueño en los adultos.

Otro inconveniente de su fabricación es que los fósforos inorgánicos, materiales necesarios para la creación de los LED, se encuentran en la lista de materias primas críticas de la Unión Europea.

El proyecto europeo ENABLED, coordinado por el Dr. Rubén Costa, consiste en encontrar diseñar un método para reemplazar los filtros de fósforo inorgánico en los LED por compuestos orgánicos. Su mayor inspiración son las criaturas marinas.

Algunas criaturas de las profundidades del océano producen luz de alta potencia usando filtros de proteínas para poder cazar, comunicarse entre ellas o como método de defensa. El problema principal consiste en preservar las proteínas usadas por esos peces fuera del ambiente acuático.

El Dr. Rubén Costa logró estabilizar las proteínas fluorescentes en una matriz plástica sin comprometer el brillo, a esta nueva tecnología le llamó Bio-LED.

Costa asegura que con las proteínas naturales se logró estabilizar las BioLED sin comprometer su brillo durante 6 meses, pero busca crear nuevas proteínas fluorescentes para la iluminación.

focos led
DKai / Shutterstock

Proteínas y bacterias, nuevas alternativas para las luces LED

El equipo de ENABLED promete producir proteínas genéticamente modificadas producidas por bacterias como E. Coli, con el fin de desarrollar nuevos filtros que puedan mejorar el rendimiento del actual Bio-LED.

«El objetivo es crear una nueva generación de filtros de color basados en proteínas fluorescentes mejoradas genéticamente para llegar a las prestaciones que se necesita para la iluminación LED», comenta Costa para la agencia de noticias científicas SINC.

luces led 2
pnicolova / Shutterstock

De acuerdo con Costa, las proteínas contribuirán a un mejor desempeño de las luces LED, y sobre todo, se podrán producir de forma ecológica y sostenible usando bacterias.

La financiación del proyecto proviene de la convocatoria de tecnologías futuras de la Comisión Europea, quienes les autorizaron un presupuesto de 2.6 millones de euros para tres años de investigación.

Échale un ojo a esto: