Científicos diseñan un tratamiento que podría frenar el cáncer sin dañar a los pacientes

ultrasonido
Roman Zaiets vía Shutterstock

Investigadores del Instituto de California (Caltech) y el Instituto Beckam City of Hope están probando un nuevo ultrasonido selectivo como tratamiento contra el cáncer.

La nueva alternativa se basa en ajustar la frecuencia del ultrasonido para que las ondas solamente ataquen las células cancerígenas sin dañar los tejidos sanos.

El ultrasonido que solo apunta al cáncer

Los investigadores de Caltech decidieron probar la teoría de la oncotripsia, la hipótesis de que las células dañadas se pueden separar de las sanas a través de frecuencias específicas.

Un ejemplo práctico para entender esta teoría es cuando un cantante de ópera entona una nota a una frecuencia específica y logra romper una copa de cristal.

celulas cancer
crystal light vía Shutterstock

El ensayo médico fue nombrado como "terapia de ablación selectiva no invasiva", es decir, que puede atacar específicamente las células cancerígenas sin dañar otros organismos del cuerpo.

Los científicos de Caltech descubrieron que si se calibraba la máquina de ultrasonidos a una frecuencia baja, el citoesqueleto celular de los tumores cancerosos se descomponía sin que las tejidos sanos murieran.

celulas cancer tumor 0916 1719x1116
vitanovski/istock
«Este proyecto muestra que el ultrasonido se puede utilizar para atacar las células cancerosas en función de sus propiedades mecánicas» explica Dave Mittelstein, uno de los autores del estudio que se publicó en la revista Applied Physics Letters.

De acuerdo con los investigadores, esta terapia no invasiva es capaz de identificar los tejidos dañados por cáncer sin la intervención de marcadores moleculares específicos; las células cancerosas aparentemente son las únicas que reaccionan a las frecuencias de bajo nivel.

Qué hay con la oncotripsia

Los primeros resultados de este ensayo fueron alentadores y se espera que con esta prueba se sigan investigando las propiedades de la oncotripsia.

La teoría de la oncotripsia señala que se pueden remover tejidos dañados sin afectar a los que están sanos y recubren las células deterioradas.

celulas de cancer
Kateryna Kon / Shutterstock

Esta técnica de selección de tejidos se utiliza también en el campo de la neurociencia bajo el nombre de 'neurotripsia' y sirve para tratar la eyaculación precoz, donde se eliminan filamentos neurosensitivos conectados al glande.

¿Es arriesgado un ultrasonido?

Un ultrasonido común utiliza altas frecuencias de onda, ya sean térmicas o mecánicas, que atacan a las células independientemente de si están sanas o no.

Antes de realizar un ultrasonido, se le inyecta a los pacientes un componente químico que funciona como agente de contraste/marcador molecular para 'colorar' las células dañadas y poder identificarlas.

ultrasonido cancer
Image Point Fr vía Shutterstock

Los especialistas suelen utilizar químicos a base de yodados, bario o gadolinio como algunos de los compuestos químicos más recurrentes de este proceso.

Una vez que se identifican las células cancerígenas y los tumores en el ultrasonido, los doctores comienzan a reproducir ondas de alta frecuencia que, por su longitud, atacan indiferentemente a células sanas y enfermas.

También te puede interesar: