Carne artificial: una alternativa para ayudar a cuidar el medio ambiente

carne artificial hecha en un laboratorio 0
Fedorovacz / Shutterstock | yanlev/istock/thinkstock

La carne roja es uno de los alimentos más importantes para la nutrición del ser humano, ya que aporta proteínas y valiosos minerales como el hierro, además de algunos aminoácidos esenciales.

Debido a la crueldad con la que se tratan a los animales en los rastros, diversas organizaciones como PETA están luchado para sensibilizar a la población y que disminuya su consumo de carne.

vacas para consumo
Studio Peace vía Shutterstock

Pero, al parecer, los animales no son los únicos afectados por el consumo de carne. De acuerdo con un artículo de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO, por sus siglas en inglés), la actividad ganadera envió más gases de efecto invernadero a la atmósfera que el propio sector del transporte motorizado.

Para ser exactos, la ganadería tuvo un 18% más emisiones de CO2 que las producidas por los automóviles, esto únicamente en el 2006.

Además de esto, las actividades ganaderas contribuyen al deterioro de los suelos, a la contaminación del agua y a la perdida de la biodiversidad.

Detectan nuevo gas de efecto invernadero potentisimo
Jason Lyon/iStock/Thinkstock

Con el propósito de darle una solución a estas problemáticas, el profesor Mark Post diseñó, junto con su equipo de investigación, un tipo de carne cultivada en laboratorio, a partir de células animales que crecen fuera del cuerpo de un ser vivo.

El profesor Post es un reconocido investigador de la Universidad de Maastricht, en Holanda, y director científico de Mosa Meat, la compañía que presentó al mundo la primera hamburguesa con carne cultivada en un laboratorio.

mosa meat2
Mosa Meat

Esta carne fue presentada durante una conferencia en Londres, en el 2013. Se la anunció como la primera hamburguesa sin sacrificio del mundo, ya que se cosechó directamente de las células de una vaca, en lugar de criar y sacrificar a un animal completo.

El desarrollo de esta carne fue el resultado de años de investigación en la Universidad de Maastricht y tuvo un costo de 250 mil euros. Un precio bastante elevado para una hamburguesa si se le ve de manera superficial, pero el costo-beneficio es incalculable.

Gracias a los avances en la investigación, se logró reducir el costo hasta los 7.5 euros por hamburguesa, para hacer posible su comercialización. La motivación principal de Post y su equipo fue encontrar un método viable para hacer carne real sostenible, saludable y con un alto nivel nutritivo.

Mosa Meat pretende comercializar la también llamada 'carne limpia' en Europa y otros países. Es por eso que la investigación continúa, para aumentar la calidad de su producto y bajar los costos todavía más.

«Anunciamos una inversión de € 7.5M Serie A de Merck Ventures, Bell Food Group y otros para crear el futuro de la carne»

¿Cómo se cultiva está carne?

El proceso para elaborar la carne "artificial" no es sencillo, pero es similar a obtener carne de ganado, excepto por que las células animales crecen fuera de un cuerpo.

El proceso para elaborar la carne limpia inicia con una pequeña biopsia, gracias a la cual se toma una muestra de las células musculares de un animal previamente sedado.

mosa meat3
Mosa Meat

Dentro del organismo del animal, estas células recolectadas (llamadas miosatélites) tienen como función crear nuevo tejido muscular cuando éste se encuentra lesionado.

Los miosatélites se colocan en un recipiente con nutrientes que favorecen su crecimiento natural y les permite reproducirse tal y como lo harían en el cuerpo del animal.

Los investigadores dejan que se reproduzcan hasta que obtienen billones de células de una muestra pequeña. Este crecimiento se da en un bioreactor, similar al utilizado en la fermentación de la cerveza.

mosa meat4
Mosa Meat

Cuando los científicos quieren células que tengan diferencias marcadas a las células musculares, únicamente deben dejar de alimentarlas. Las células restantes se fusionan para formar miotubos, que son fibras musculares mayores de 0.3 mm de largo.

Los miotubos se colocan dentro de un gel compuesto en su mayoría por agua, lo que ayuda a estas células a contraerse y a aumentar su tamaño, formando hebras de tejido muscular. Cuando todas las hebras se superponen, se obtiene la carne.

mosa meat5
Mosa Meat

A partir de una pequeña muestra de una vaca, el equipo científico de Post es capaz de producir 800 millones de hebras de tejido muscular, lo suficiente para crear 80 mil hamburguesas de tamaño promedio (1/4 de libra).

Esta carne puede ser tratada como la común, es decir se puede moler, freír, hornear o asar. Los científicos de Mosa Meat señalan que el proceso de elaboración de esta carne no conlleva ningún tipo de modificación genética.

Échale un ojo a esto: