Si no puedes dejar los popotes, ya existe una opción biodegradable hecha con mango y agave

popotes de mango2
UNAM

Los popotes son uno de los desperdicios plásticos que más contaminan, ya que pueden permanecer muchos años sin biodegradarse y se transforman en un riesgo para la vida marina cuando son tirados en el océano.

De acuerdo con un estudio del Foro Económico Mundial, publicado por la fundación Ellen MacArthur, si continuamos con el uso de plásticos tal y como lo hacemos ahora, en el año 2050 habrá más residuos de este material que peces en el mar.

Para resolver esto, alumnas del Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH) de la UNAM crearon un popote ecológico elaborado con un bioplástico, el cual está hecho a base de cascaras de mango y baba de nopal. Este producto las hizo merecedoras del primer lugar en el XXVI Concurso Universitario Feria de las Ciencias, Tecnología y la Innovación, en la modalidad de Diseño Innovador.

Las estudiantes, Itzel Paniagua Castro y Alondra Montserrat López López, dedicaron un año de su vida al desarrollo de este popote 100% biodegradable. Las alumnas esperan que la UNAM las apoye para poder llevar su producto al mercado.

popotes de mango3
UNAM

De acuerdo con Alondra López, la idea de este popote hecho a base de cascaras de mango llegó a ellas cuando estudiaban los polímeros en clase de Química. Así, las jóvenes se percataron de que estos tenían un gran potencial ecológico y sustentable.

Popotes de maguey

La empresa mexicana We Care, por su parte, ofrece popotes hechos de bagazo de agave o de semilla de aguacate.

Esta empresa tiene como su principal objetivo el reducir los desechos plásticos, sustituyéndolos con materiales orgánicos. Además de popotes, también ofrecen soluciones sustentables en tazones, platos, charolas y otros contenedores.

Échale un ojo a esto: