explora

La reina Isabel y Chabelo podrían compartir un gen que los hace longevos, lo explica la ciencia

reina isabel ii chabelo collage 0
Yui Mok - WPA Pool/Getty Images | Hector Vivas/LatinContent/Getty Images

Desde el retrato de Dorian Gray hasta los vampiros de Crepúsculo. A los seres humanos nos tienta la idea de vivir por siempre, tanto así que la ciencia también se ha dedicado a desentrañar el misterio de la eterna juventud, más allá de la ficción. Uno de sus secretos no se encuentra en las cremas anti-arrugas, sino en un gen que podrían portar personas como la reina Isabel II o Chabelo.

El famoso conductor de televisión infantil ya rebasa los 80 años y la regente de Reino Unido, los 90. La ciencia tiene una teoría de que las personas más longevas podrían poseer un gen cuya mutación prolonga la expectativa de vida sobre el promedio. Se llama DAF-2 y su función es regular la producción de insulina.

La insulina es un elemento súper importante dentro de nuestro cuerpo. La Sociedad Endocrina explica que esta hormona se encarga de distintos procesos metabólicos, como la descomposición de las proteínas y las grasas. Su función más importante es permitir que las células absorban la glucosa presente en nuestra sangre, la cual es una fuente de energía para los órganos.

Además de controlar el metabolismo, diversos estudios han demostrado que también cuenta con un rol en cuanto al crecimiento y la longevidad, como detalló la Escuela Médica de Harvard. Este efecto se ha estudiado en un nematodo llamado Caenorhabditis elegans, que ha ayudado a los científicos a descubrir cómo funcionan los genes, al ser uno de los seres vivos con el sistema nervioso más simple.

Otro trabajo de 2012 investigó este mismo factor de crecimiento de la insulina en ratones y concluyó que los roedores con mutaciones en las hormonas de crecimiento vivían 50 % más que aquellos que no lo tenían.

Un artículo de 1997 señaló que cuando el gen DAF-2 manda menos señales, la vida de los mamíferos se alarga al regular la producción de insulina. Los organismos entran entonces en un estado de restricción calórica o de diapausa, la cual les permite sobrevivir sin importar lo desfavorables que sean las condiciones ambientales.

En español: es posible que quienes viven durante más años tengan un gen mutante que le dice a sus células: «Oigan, tranquilícense porque podrían venir tiempos difíciles, así que ahorren energía». Y así es como sus cuerpos logran mantenerse sanos durante mucho más tiempo.

Eso sí, tener este gen no sería pretexto para descuidar la salud. Porque nuestra genética no podrá salvarnos si nunca hacemos ejercicio y comemos sólo hamburguesas todos los días.

Te invitamos a leer: