explora

El Sol podrá tragar a la Tierra algún día: entiende por qué y cómo sucederá

sol marte calor 0317 1400x800
solarseven/istock

De aquí a unos mil millones de años, la Tierra podrá convertirse en un pedazo de roca cósmica engullida por el aumento del volumen del Sol, y evaporada por su calor. Pero quédate tranquilo: en ese entonces, debido a las condiciones de nuestro planeta, no habrá más vida humana que sufra con el Armagedón.

Son miles las teorías acerca de cómo será destruida la Tierra llegado el momento, pero es bastante probable que la que refiere a la eliminación de nuestro planeta por parte del Sol sea la más acertada. Te contamos de qué se trata esta predicción y cómo es que sucederá.

Envejecimiento del Sol

A sus 4,5 mil millones de años, el Sol sigue siendo una estrella joven para su tamaño: es considerado de entre medio y pequeño porte. Su expectativa de vida es de hasta 12 mil millones de años, y el proceso de destrucción comenzará tan solo dentro de 5 mil millones de años. Si bien parece mucho tiempo, en medidas estelares, no lo es.

Conforme el ciclo de vida del Sol se dirige hacia el final, el astro se vuelve cada vez más grande y rojizo. Esto sucede porque su núcleo aumenta gradualmente su capacidad de producir energía, haciéndose más denso y más caliente. Como consecuencia, los elementos que lo recubren, básicamente gases y rocas, se expanden.

sol estrela 1400x800 0317 1
Aphelleon/shutterstock

Pese a esa expansión, todos los planetas seguirán orbitando a su alrededor de la misma forma como lo hacen hoy. «A pesar de que su volumen aumenta de manera drástica, el Sol no gana masa y, por lo tanto, no cambia su fuerza gravitacional», explica el profesor del Instituto de Física de la Universidad de São Paulo, Roberto Costa. Mercurio y Venus, sin embargo, ya no van a existir en ese entonces.

El Sol «se comerá» a la Terra

La densidad del núcleo del Sol será tanta que entrará en colapso. A diferencia de las estrellas gigantes, que explotan en unasupernova, el Sol pasará por el proceso de expulsar su nebulosa planetaria, que es esta capa de rocas y gases que recubre su núcleo.

La primera tragedia astronómica afectará a Mercurio y Venus, los planetas más cercanos al astro, que serán tragados por él y evaporados por el calor intenso antes de que expulse la nebulosa planetaria. Y este puede ser también el fin de nuestro planeta.

«La Tierra está en la frontera entre sobrevivir o ser también englobada por la expansión del Sol. Y si se escapa, será solo una piedra seca vagando en el universo», afirma el profesor.

morte estrela nebulosa 1400x800 0317
NASA

Después de este proceso, el núcleo del Sol seguirá brillando, pero con mucha menos fuerza: los astrónomos calculan que habrá un décimo de milésimo del brillo actual. Será entonces una estrella categorizada como enana blanca, cuya temperatura media es de 271 grados Celsius negativos.

¿Habrá vida en ese entonces?

Aunque la Tierra no sea evaporada por el Sol, cualquier condición de vida en ella será eliminada para siempre. Por cierto, justo antes de que la estrella llegue a su fin, la Tierra ya será inhabitable. «De aquí a dos mil millones de años el Sol ya será lo suficientemente caliente como para que no haya más agua en forma líquida en la superficie del planeta», alerta Costa.

La buena noticia -o no- es que nosotros, los humanos, no estaremos vivos para verlo. Es consenso entre la comunidad científica que ninguna especie como la conocemos sobrevivirá por tanto tiempo, y posiblemente ningún tipo de vida habitará la Tierra en dicho futuro.

Esto no significa que la humanidad, o aquello que se originará de ella, vaya a morir. El profesor Roberto Costa advierte que una de las cuestiones planteadas entre los científicos hoy es la posibilidad de transportar vida por galaxias.

«Ya sabemos que es posible reproducir vida en otros planetas. La cuestión ahora es si es posible migrar material biológico entre sistemas estelares».

Puedes continuar leyendo:

Artículo traducido desde el original de VIX Brasil, del autor Luiz Felipe Silva.