explora

15 grandes científicos que el mundo olvidó (y deberíamos sentirnos muy mal por eso)

cientificos olvidados 2018 3
Wikipedia Commons Public Domain | Roger W Haworth | Wikipedia Commons Public Domain

Las grandes mentes tras la ciencia siempre son citadas desde la escuela básica... ¿O no? Lo cierto es que gracias a las síntesis mediáticas, programas escolares o discriminación arraigada, existen científicos que cambiaron al mundo y que nunca han tenido el reconocimiento suficiente a nivel global.

A continuación hacemos una recopilación de algunos de ellos. Unos han vivido para ver el merecido aplauso a sus logros, pero otros murieron en el olvido.

Mileva Maric

Tal vez la conozcas por su nombre de casada: Mileva Einstein. Mileva y el físico Albert Einstein se conocieron en el Universidad de Zagreb cuando ambos comenzaban su carrera. La inquietud y la sapiencia de Mileva la llevaron a estudiar varias especialidades durante su vida universitaria: Física, Química, Medicina, Cálculo diferencial etc. En muchas de sus clases, era la única mujer.

En 1897 comenzó su relación sentimental con Albert y en 1901 quedó embarazada por primera vez. En ese momento abandonó la Universidad para dedicarse al hogar, pero en su tiempo libre daba clases particulares.

Mileva es recordada por los historiadores actuales como la mente creativa detrás de la Teoría de la relatividad. La época en la que Albert y ella estuvieron juntos es definida como la más creativa para el recordado científico. Se sabe además que los conocimientos matemáticos de Mileva fueron esenciales para el sustento de la Teoría del movimiento browniano, la cual contempla el movimiento aleatorio de las partículas que se encuentran en un medio fluido (líquido o gas).

Fue Mileva quien explicó con detalles a Albert el movimiento desordenado de las moléculas. De manera lamentable, la joven nunca tuvo crédito por ello en su época, mucho menos después de su divorcio en 1919.

Public domain, via Wikimedia Commons

Frederick Grant Banting

El sello de este gran médico e investigador canadiense continúa presente en la medicina contemporánea. A él se le debe el descubrimiento de la hormona de la insulina y los primeros pasos para involucrarla de forma externa en tratamientos modernos. Con sólo 32 años recibió el Premio Nobel de Fisiología y Medicina. Eso lo convierte hasta la fecha en el científico más joven en recibir el galardón en esta categoría.

Grant Banting era una mente pionera para la medicina y un prometedor investigador. En sus últimos años se dedicó a estudiar a detalle el cáncer y diversas enfermedades pulmonares. Desafortunadamente murió en un accidente aéreo en 1941.

donde se produce la insulina
Dmitry Lobanov - RF - Thinkstock

Margarita Salas

A esta bioquímica española se le debe el descubrimiento de la direccionalidad en la lectura de información genética, además de la caracterización de las enzimas fago Φ29, las cuales intervienen en el proceso de replicación del ADN (conocidas en conjunto como ADN polimerasa).

El papel de cada una de las enzimas citadas es esencial para futuras innovaciones en el campo de la biotecnología, por lo que los detalles en las investigaciones de Salas aún son citados y retomados por todos aquellos involucrados en esta rama. A sus 80 años, Margarita cuenta con más de 350 artículos publicados y ocho patentes registradas en el campo de la genética.

cientifico laboratorio adn genes
Syda Productions vía Shutterstuck

Maria Winkelmann-Kirch

Esta astrónoma alemana contribuyó al establecimiento de la Academia de las Ciencias de Berlín como el mayor centro de estudios de cuerpos celestes desde su época.

Aunque en vida no se le dio el reconocimiento que merecía, actualmente la comunidad científica se refiere a ella como la primer mujer que descubrió un cometa.

cometa halley cielo espacio
NASA

Joseph Lister

A este prestigioso cirujano británico le debemos los altos estándares de higiene en hospitales, laboratorios y clínicas. Desde sus primeros años de carrera, Lister notó grandes descuidos en las cirugías de antaño. Por ello, centró su trabajo en el estudio de heridas infectadas y demostró la importancia de seguir patrones específicos de higiene durante todo el proceso de curación.

A principios del siglo XX desarrolló la práctica quirúrgica de la asepsia y la antisepsia, mejorando notablemente la situación postoperatoria de los pacientes y reduciendo en gran medida las tasas de mortalidad por complicaciones quirúrgicas.

Como curiosidad: el producto Listerine (conocido por su función para eliminar placa bacteriana en la cavidad bucal) fue nombrado así para rendir tributo a este investigador.

5 consejos que te ayudaran a recuperarte de una cirugia mas rapido
Dario Lo Presti via Shutterstock

Dorothy Hodgkin

Dorothy Hodgkin fue una brillante química que mapeó la estructura de la penicilina, profundizó el estudio de la insulina como medicamento y desarrolló la cristalografía de proteínas.

Por este último hallazgo recibió el Premio Nobel de Química en 1964. Sin embargo, su logro se vio un tanto desvanecido por la incredulidad de la prensa, en aquel entonces los titulares anunciaron: «Ama de casa de Oxford gana Premio Nobel». Para la sociedad de la época era inconcebible que una mujer tuviera un lugar tan alto en la comunidad científica. A pesar de ello, Dorothy continúo desarrollando diversas investigaciones biomoleculares hasta su muerte en 1994.

piedras cristal luz oluce
Oreena - RF - Thinkstock

James Clerk Maxwell

A este científico escocés y a sus extensas investigaciones en termodinámica, electricidad y energía nuclear debemos el espectro electromagnético.

Lo anterior permitió crear ambiciosos electrodomésticos que hoy son de lo más usuales en el hogar: el microondas y el televisor. Maxwell también es el autor de la primera fotografía a color.

microondas
Nitikorn Poonsiri/shutterstock

Tim Berners-Lee

Estás leyendo esta nota gracias al científico informático Berners-Lee. Fue él quien descubrió la forma de navegar por la red durante el tiempo que estuvo trabajando para CERN (Organización Europea para la Investigación Nuclear). Fue así que estableció la primera comunicación entre un cliente y un servidor usando el protocolo HTTP en 1989.

En octubre de 1994 fundó el Consorcio de la World Wide Web (W3C) con sede en el Massachusetts Institute of Technology (MIT). Desde el recinto se supervisó y estandarizó el desarrollo de las tecnologías sobre las que se fundamenta la Web y que permiten la prometedora conexión a Internet hasta el día de hoy.

router wifi internet
Ksander - Shutterstock

Ida Tacke

Esta investigadora alemana es quien descubrió los elementos químicos renio y masurium (búscalos en tu tabla periódica de la secundaria). La ciencia suele concederle el hallazgo del renio; sin embargo, el masurium se atribuye injustamente a sus colegas Carlo Perrier y Emilio Segre.

Lo anterior se debe a una medida de discriminación lamentable (y muy propia de la primera mitad del siglo XX): la comunidad científica ignoró la evidencia de masurium que Tacke mostró. Tomaron en serio el elemento hasta que Perrier y Segre lo recrearon de forma artificial en su propio laboratorio.

Pese a los desplantes de sus colegas, Tacke fue además la primera persona que pensó en la posibilidad de la fusión nuclear.

Asi se veia la primera version de la tabla periodica de los elementos
Eyematrix/iStock/Thinkstock

Karl Landsteiner

Este científico, originario de Viena, pasó a la posteridad gracias a su investigación sobre los grupos sanguíneos.

Con su trabajo contribuyó de manera indirecta a otras ciencias médicas como la anatomía y la inmunología. Además, sus hallazgos permitieron establecer fundamentos científicos sólidos para la práctica de las transfusiones modernas.

vacunas vacunacion inyeccion
Billion Photos vía Shutterstock

Henrietta Leavitt

Esta astrónoma estadounidense cambió la forma de percibir el Universo para siempre. Comenzó a trabajar grabando estrellas en el Observatorio Harvard y descubrió, a finales del siglo XIX, un patrón entre los brillos de las estrellas y su distancia con la Tierra.

Lo anterior le permitió demostrar lo que se conoce como relación período-luminosidad, algo que abrió la posibilidad de calcular cuán lejos está la Tierra de cualquier cuerpo celeste tomando como base su luminosidad.

lluvia estrellas cielo
Por SKY2015/Shutterstock

Alan Turing

Este matemático británico fungió como elemento clave para descifrar los secretos de las máquinas mensajeras Enigma (utilizadas por los nazis durante la Segunda Guerra Mundial). Con su trabajo descifró varios de sus códigos de comunicación.

Turing es considerado uno de los padres de la informática moderna. Como curiosidad: la película The Imitation Game (2014) con Benedict Cumberbatch relata parte de su vida profesional.

Esther Lederberg

Esta microbióloga estadounidense fue la cabecilla de varias investigaciones pioneras en el campo de la genética. Destacan por ejemplo sus contribuciones alrededor del virus bacteriófago λ, el factor de fertilidad bacteriana y el desarrollo del método de réplica en placa para el cultivo de bacterias.

Sus hallazgos aportaron nuevas alternativas respecto a la observación en el comportamiento de los genes. Esto le valió un Premio Nobel en 1958... pero a su marido, Joshue Lederberg.

Hasta su retiro en 1985, Esther sufrió claramente discriminación de género en la comunidad científica. No vivió para ver la reivindicación y el verdadero crédito que la sociedad le daría sobre el Nobel de Fisiología y Medicina que recibió Joshua.

ktsdesign / Shutterstock

Jocelyn Bell Burnell

Esta científica descubrió, junto a sus colegas Antony Hewish y Sir Martin Ryle, los pulsares. Estos se definen como estrellas de neutrones capaces de emitir pulsos de radiación periódica, gracias a su inmenso campo magnético. Fue ella quien ideó la construcción de un radiotelescopio para usar los destellos interplanetarios en el estudio de los quásares (descubiertos a finales de la década de 1960).

jocelyn bell burnell
Astronomical Institute, Academy of Sciences of the Czech Republic

La detección de estos cuerpos significó un avance clave en la Astrofísica: representan la explicación concreta que conocemos hasta hoy sobre la formación y evolución de las estrellas.

El Premio Nobel llegó, pero no se dirigió a todos los merecedores: el comité organizador otorgó el galardón sólo a Hewish y a Rile (a pesar de que Jocelyn fue quien ideó el tema de la tesis inicial para esta investigación). En la actualidad, Jocelyn ha vivido para obtener el verdadero crédito. Desde luego el Nobel no puede ser retirado a sus colegas, pero ha recibido otros premios y la reivindicación por parte de la comunidad científica... Más vale tarde que nunca.

galaxia satelite nube de magallanes 2
ESA/Hubble & NASA

Rosalind Franklin

Esta biofísica británica fue pionera en el estudio de la cristalografía en los Rayos X. No obstante su contribución más importante a la ciencia fue el desarrollo de una imagen clara para una molécula de ADN, la cual resultó clave para descifrar la estructura definitiva que conocemos en la actualidad.

Aunque fue uno de los avances científicos más importantes del siglo XX, Franklin murió en 1958 y jamás recibió crédito en vida por este hallazgo. En cambio, fueron sus colegas James Watson, Francis Crick y Maurice Wilkins quienes recibieron el Premio Nobel en Fisiología y Medicina en 1962.

adventtr/iStock

¿Conocías estas historias? ¿Sabes de algún otro científico de nuestra época que esté pasando desapercibido? ¡Sálvalo del olvido en los comentarios!

Ve también: