explora

El terror se vuelve realidad con este parásito que convierte a los insectos en momias

avispa parasito agalla
Robert Wilton/Shutterstock

Ya sabíamos de ciertos hongos que causan que las hormigas sean zombies, pero este es un nuevo episodio en las historias de terror de la naturaleza. Si algún día encuentras estas pequeñas bolitas en las hojas de roble, es posible que dentro encuentres los restos de una avispa muerta. Estas esferas son tumores en las hojas, un tipo de formación causada por la avispa de las agallas (Cynipidae).

La avispa usa las agallas (las esferas), para poner sus huevos y mantener seguras a sus crías, algo que logra salvo que llegue un tipo de planta parasitaria llamada Cassytha filiformis. Este vegetal se mete dentro de las esferas y toma los nutrientes de la avispa, en otras palabras la «seca» dejando una momia.

El estudio de esta forma de nexo entre una planta parásito y las agallas fue publicado en la revista Current Biology y llevada a cabo por científicos de la Universidad Rice. Ellos afirman que:

«es el primer reporte de una planta parasitaria directamente atacando a una estructura de planta inducida por un insecto que impacta negativamente la salud o supervivencia del insecto»

La diferencia con otros parásitos

agalla planta avispa
Bildagentur Zoonar GmbH/Shutterstock

La diferencia básica de esta planta con otros parásitos es que no espera a que el insecto llegue, sino que va a buscarlo. Mientras otros simplemente aguardan el momento, la Cassytha filiformis sale a buscar esferas que contengan avispas par convertirlas en momias.

De un total de 2000 agallas analizadas, más de un 50% fueron parasitadas por la planta. Al parecer solamente elige las grandes y no las que miden menos de 3,5 milímetros. Aunque los científicos piensan que quizás se debe a que el parásito hace crecer las agallas para tomar más energía, pero no está confirmado.

cassytha planta parasito
Forest & Kim Starr/Wikimedia Commons

Scott P. Egan, principal investigador del estudio, afirma que esto podría ser el comienzo del análisis de nuevas formas de parásitos en la naturaleza:

«Esto podría ser único, pero los biólogos han catalogado más de 1300 especies de avispas que forman agallas y más de 4000 especies de plantas parásitas, así que solo podría ser la punta del iceberg»

Puede interesarte: