Científicos descubren el principio para crear una capa de invisibilidad como la de Harry Potter

harry potter capa de invisibilidad
Warner Bros. Pictures

Invisibilidad: lo que más deseabas de pequeño para esconder el florero que rompiste, o ahora, para ocultarte de tu jefe cuando anuncia que alguien debe quedarse de guardia. Aunque desaparecer ante los ojos de los demás suena como a un acto de magia, este planteamiento sí es posible. La clave está en la Física, en específico en los principios de la Óptica.

En un estudio publicado por el Instituto Nacional de Investigación Científica en Quebec, Canadá, se experimentó cómo al modificar la propagación de la luz sobre los objetos es posible volverlos invisibles.

La luz es la radiación electromagnética que puede ser percibida por el ojo humano. El espectro visible de la luz está compuesto por diferentes longitudes de onda, las cuales se representan por distintos colores. Seguro recuerdas el experimento de pasar luz a través de un prisma para ver el arcoíris. Esto sucede debido a la dispersión.

prisma dispersion luz colores
Mopic vía Shutterstock

Cuando ves un color, lo que sucede es que el objeto refleja ese tono de la luz que cae sobre él. Es decir, las manzanas son rojas porque sus propiedades físicas ocasionan que la fruta absorba ciertas longitudes de onda y refleje el resto. Vemos a las manzanas rojas porque la luz que rebota de ellas es la perteneciente al espectro de color rojo.

Los investigadores canadienses explicaron que para que un objeto se vuelva invisible, es necesario restablecer cómo se propaga la luz alrededor de él. Con el ejemplo anterior, esto querría decir que para que una manzana se vuelva invisible, se debe lograr que la longitud de onda del color rojo también se disperse o sea absorbida.

El mayor problema con esta teoría es que esa misma dispersión puede distorsionar al resto del espectro de luz, con lo que se arruina "el truco de magia" y los objetos se vuelven visibles de nuevo. Si quisieras desaparecerte todo completito, hay muchos colores diferentes con los cuales trabajar, no sólo uno.

Twin Design vía Shutterstock

Este estudio científico propone una solución para este bache en el camino: hacer que la longitud de onda atraviese al objeto, y no sólo lo rodee. Gracias a un tipo de láser, los expertos lograron desaparecer un filtro óptico al regresar la longitud de onda a su estado inicial, sin perturbar al resto de las longitudes de onda.

Claro que la ciencia no experimenta con estos descubrimientos sólo para que podamos desaparecernos de una reunión a la que no queríamos asistir. La dispersión de ondas específicas también podría utilizarse en los campos de la acústica para deshacerse de ruidos indeseados o para crear aislantes términos, por mencionar algunos ejemplos.

Te recomendamos: